"En lugar de buscar soluciones a los problemas reales que tiene el país, el presidente busca distraernos y apuesta a la división"

Política 21 de noviembre de 2020 Por Bajo la Lupa
El legislador Raúl Albarracín rechazó el proyecto de ley enviado por Alberto Fernández a la Cámara de Diputados que busca legalizar el aborto en nuestro país. "Pone de manifiesto la mediocridad de su gobierno, su cinismo y falta de compromiso. Demuestra que lo de 'unir a los argentinos' era solamente un eslogan de campaña", sentenció.
ALBARRACIN ABORTO

El Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) fue enviado días atrás por el presidente Alberto Fernandez comenzó a recibir rechazos y aceptaciones, algo que no resulta extraño en medio de un país condenado a vivir en "la grieta".

El proyecto fue presentado sin éxito por primera vez en el Congreso de la Nación Argentina en el año 2007,  rechazado posteriormente en siete oportunidades hasta que en 2018 la cámara de diputados aprobó la media sanción de la ley con 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención. El mismo sufrió un nuevoi traspié en el Senado tras una votación donde 38 senadores votaron en contra y 31 a favor, con 2 abstenciones y un ausente.

"En 2018 durante varios meses tuvimos un debate serio en el Congreso, donde todas las voces -a favor y en contra- fueron escuchadas. Y no fue ley. Incluso se discutió este tema en la Legislatura provincial, y hay una resolución aprobada que declara a Tucumán provincia provida, reflejando el sentir de miles de tucumanos que se volcaron masivamente a las calles en ese momento exigiendo que se respete el derecho a la vida", destacó el parlamentario radical.

Albarracín consideró que con esta actitud, el presidente demuestra que no le importa la realidad que vive el país: "atravesamos una crisis sin precedentes, con miles de PYMES quebradas, con casi un 50% de pobreza, miles de puestos de trabajo perdidos, a las claras a Fernández no le importa que 6 de cada 10 chicos pasen hambre ni la angustia en la que vive la gente. En lugar de buscar soluciones a los problemas reales que tiene el país, busca distraernos y apuesta a la división".

"Más de 36000 muertos va dejando la mala gestión que tuvo el gobierno nacional sobre la pandemia, hospitales colapsados, médicos agotados que hacen lo imposible por salvar vidas y que trabajan en condiciones deplorables, y aún así este gobierno pretende que esos mismos centros y esos mismos profesionales sean quienes maten a estos seres indefensos", criticó.

Al ser consultado sobre los dichos del Diputado Pablo Yedlin quien había manifestado que la legalización del aborto es "un tema de salud pública que no intenta ir contra las creencias de nadie", el radical expresó: "El aborto es un fracaso social, es hacerle pagar a los seres más indefensos la ineptitud de un gobierno en brindar soluciones más humanas. Lo que necesitamos es un Estado presente, con políticas públicas de acompañamiento a la maternidad vulnerable. La afirmación de que se trata de un problema salud pública carece de asidero científico, convierte falsamente al embarazo en una enfermedad y al niño por nacer en una suerte de tumor maligno que debe ser extirpado. Por otra parte, la Academia Nacional de Medicina fue clara: es en el momento de la concepción cuando se forma una nueva vida individual, diferente, irrepetible, distinta de la de sus progenitores. Ahí surge el derecho a vivir, el fundamento de todos los demás derechos. Esto no es cuestión de creencias sino de datos objetivos, supongo que en la facultad le deben haber enseñado al diputado que hay ser vivo desde la unión de los gametos masculinos y femeninos"

Finalmente, Albarracín consideró que "es llamativo que la Ministra de Gobierno Carolina Vargas Aignasse, desconozca el ordenamiento jurídico argentino y particularmente artículos de la Constitución Provincial - como el 40 inc. 1 y 3, 146 in fine y el Preámbulo - en tanto protegen y garantizan expresamente el derecho a la vida desde la concepción. Su posición es respetable desde el disenso pero es extraño que la Ministra de un gobernador que defiende la vida desde la concepción festeje el aborto, sobre todo considerando además que es Ministra de Gobierno de una provincia que por manda constitucional debe tener como política pública la promoción de la dignidad humana desde la concepción"

Boletín de noticias