El papa Francisco designó a un obispo argentino en un organismo clave del Vaticano

Mundo 20 de julio de 2021 Por Bajo la Lupa
Jorge García Cuerva, titular de la diócesis de Río Gallegos, se sumará a la Congregación para los Obispos, que interviene en los nombramientos de los prelados.

El papa Francisco designó al obispo argentino Jorge Ignacio García Cuerva, titular de la diócesis de Río Gallegos, en la Congregación para los Obispos, el organismo del Vaticano que interviene en los procesos de nombramientos episcopales en todo el mundo. 

La designación se interpreta como un reconocimiento a la figura de García Cuerva, formado en San Isidro y durante varios años párroco en Nuestra Señora de La Cava, en la villa homónima de Beccar, y como una decisión de acentuar la mirada de la experiencia pastoral en los nombramientos de obispos. Una estrategia que tiende a evitar que estas designaciones queden sujetas exclusivamente a la visión de obispos y cardenales que se desempeñan en la Curia romana.

“Me sorprendió enormemente este nombramiento. El papa Francisco me hizo esta invitación, el viernes pasado, a prestar este servicio en la Iglesia, que espero cumplir con mucha humildad y mucho compromiso “, expresó García Cuerva en un diálogo con la agencia AICA. 

El obispo, de 53 años, es una de las voces del Episcopado más identificadas con el pensamiento de “una Iglesia pobre para los pobres”, como proclamó Francisco a los pocos días de su elección pontificia. Con una clara inquietud por las urgencias sociales, es también impulsor permanente del diálogo y la cultura del encuentro en el campo político y social. 

Formado en San Isidro

Nacido en Río Gallegos en 1968, García Cuerva es abogado y fue ordenado sacerdote por el obispó Jorge Casaretto en la Catedral de San Isidro, en 1997. En noviembre de 2017, el Papa lo designó obispo auxiliar de Lomas de Zamora, donde acompañó al jesuita Jorge Lugones, y en enero de 2019 pasó a ser obispo de Río Gallegos. 

En la diócesis de San Isidro fue vicepresidente de Cáritas y se dedicó también a la atención de la pastoral carcelaria. En ese sentido, reclamó en forma reiterada la falta de políticas públicas en el ámbito penitenciario.

La Capital

El nuevo nombramiento en la Congregación para los Obispos lo obligará a viajar algunas veces al Vaticano para participar de las reuniones del organismo, cuyo prefecto es el cardenal canadiense Marc Ouellet. El secretario del organismo vaticano es el arzobispo brasileño Ilson de Jesús Montanari y su origen se remonta a la Congregación para la Erección de Iglesias y Provisiones Consistoriales, creada por el papa Sixto V e en 1588. 

El organismo, integrado por cardenales y obispos, se ocupa de la formación de las iglesias en cada país, los nombramientos episcopales, los encuentros que los nuevos obispos designados tienen todos los años en septiembre y el retiro espiritual que por decisión de Francisco se organiza para los que ya llevan una experiencia de cinco años en sus diócesis. 

También se encarga de la convocatoria de las visitas ad límina; que son los viajes que todos los obispos de un país realizan en conjunto al Vaticano para reunirse con el Papa y dar cuentas al Vaticano de la tarea que vienen desarrollando. Integran la congregación el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, y el cardenal argentino Leonardo Sandri, que preside la Congregación para las Iglesias Orientales, entre otros. 

“Quiero tratar de cumplir esta misión con mucha humildad y mucho compromiso”, dijo García Cuerva, en sintonía con el “modelo de obispo que nos pide Francisco: un obispo pobre para los pobres, obispos callejeros, no príncipes de la Iglesia”.

Fuente: La Nación

Boletín de noticias