La inflación de enero fue del 20,6% y la interanual superó el 250%, según el INDEC

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) mensual estuvo 4,9 puntos porcentuales debajo del pico marcado en diciembre y fue menor a la proyección del mercado.

Economía 14 de febrero de 2024 Bajo la Lupa Noticias Bajo la Lupa Noticias

La inflación de enero fue del 20,6% en enero y acumuló 254,2% en los últimos 12 meses, según informó este miércoles por la tarde el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). De esta manera, el dato mensual estuvo 4,9 puntos porcentuales debajo del pico marcado en diciembre.

La inflación interanual fue la más alta la más elevada desde abril de 1991, según informó la consultora C&T Asesores.

Así, la inflación mensual quedó apenas por debajo de la proyección del mercado, que estimó que se ubicaría en 21,9%, según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que publica el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

"La inflación de enero mostró buena parte del efecto devaluación de mediados de diciembre", señala la economista de Equilibra, Lorena Giorgio.

En tanto, Rocío Bisan, economista de EcoGo, hace hincapié en el "desplome de los salarios reales que puso freno a los aumentos en enero con una fuerte caída en la demanda". Y explica: "Esto se da en un contexto de relativa estabilidad de los dólares financieros, tasas negativas que implican un freno a la necesidad de creación de nuevos pesos y la expectativa de reducción del déficit".

Por su parte, el director del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), Isaac Rudnik, hizo un balance de los primeros dos meses de la administración de Javier Milei, y sostiene que la inflación alcanzó los 46 puntos porcentuales.

"Las mayores subas se dieron en alimentos, transporte y salud, todos consumos indispensables e insustituibles. Todos se encuentran cercanos al orden del 50% y la situación es más compleja si se compara con la paralización de las jubilaciones así como de los programas sociales (excepto las asignaciones) y el salario mínimo", apunta Rudnik.

En un comunicado, el Ministerio de Economía afirma que "el número de enero todavía tiene implícito un elevado arrastre estadístico de diciembre", el cual atribuyen al "overhang monetario heredado" y al "sinceramiento de precios relativos", que se dio con la devaluación del 54% del peso durante la primera semana de la gestión de Milei.

Sin embargo, el documento hace énfasis en que "el traslado a precios de la devaluación de diciembre fue mucho menor al del salto del tipo de cambio en agosto del año pasado".

A nivel de las categorías, Regulados (26,6%) lideró el aumento seguida por el IPC Núcleo (20,2%), mientras que Estacionales registró un incremento de 16,2%, 4,4 puntos porcentuales por debajo del promedio.

"Los precios regulados lideraron tras la primera tanda de corrección de algunos valores atrasados (fundamentalmente, nafta, comunicación y transporte público). Dado el alto arrastre de dic-23, la Inflación Núcleo se ubicó en torno al Nivel general, traccionada por algunos rubros de alimentos y bebidas y otros precios de bienes transables vinculados al tipo de cambio oficial", explicó Giorgio.

Inflación desatada: una división aumentó más del doble que el promedio y alimentos estuvo en torno a ese guarismo.

La división de mayor aumento en el mes fue Bienes y servicios varios (44,4%), producto del incremento en artículos de Cuidado personal. Le siguieron Transporte (26,3%) –por las subas en transporte público y el arrastre del aumento de combustibles– y Comunicación (25,1%), por el alza de costos en servicios telefónicos y de internet.

La división con mayor incidencia en todas las regiones fue Alimentos y bebidas no alcohólicas (20,4%). Al interior de la división se destacan las subas de Carnes y derivados y Pan y cereales. En este contexto, una familia de cuatro personas, dos mayores y dos menores, necesitó casi $600.000 para no ser pobre.

"Dentro de los distintos rubros que componen el Índice de Precios al Consumidor (IPC) vemos como muy preocupante que vuelve a estar entre los rubros que más aumentan alimentos y bebidas no alcohólicas que en enero subió 20,4%, pero en diciembre ya había aumentado por encima del 29%. En dos meses los alimentos subieron casi un 50 puntos", dijo con preocupación Isaac Rudnik.

"En términos de incidencias, alimentos & bebidas no alcohólicas, transporte y restaurant & hoteles fueron los tres componentes con mayor contribución a la variación mensual del índice de precios, con una incidencia de 5.53, 2.52 y 2.27 puntos porcentuales, respectivamente (referencia GBA)", indicó Balanz Research.

La región con mayor con mayor aumento de precios fue la Patagonia (24,2%), unos 3,6 puntos porcentuales por encima del promedio, le siguieron Cuyo (22,3%), el Noroeste (21,7%) y Pampeana (21,2%). Mientras que debajo de ese nivel se ubicaron el Gran Buenos Aires (19,6%) y el Noreste (19,5%).

Fuente: Ámbito 

Te puede interesar
Lo más visto