Masacre en Rusia: un joven que dijo creerse “Dios” mató a tiros al menos a siete alumnos y una maestra en una escuela

Mundo 11 de mayo de 2021 Por Bajo la Lupa
Fue detenido por la policía. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó revisar la normativa de permisos de tenencia de armas tras el ataque en Kazán.

Al menos siete alumnos y una maestra murieron este martes en un tiroteo en una escuela de Kazán, una ciudad de más de 1,2 millones de habitantes ubicada a unos 700 kilómetros al este de Moscú. Las fuerzas de seguridad detuvieron a un joven de 19 años e investigan los motivos del ataque y si actuó solo.

El balance de víctimas fatales podría agravarse. Otras 20 personas, 18 niños y dos adultos, fueron hospitalizadas, indicaron las autoridades regionales a la agencia de noticias AFP. “Seis menores se encuentran en estado grave y en cuidados intensivos”, precisó el vocero Lazat Jaydarov.

La masacre comenzó hacia las 09.30 cuando el joven entró en la escuela y abrió fuego de manera indiscriminada contra los alumnos con una ametralladora. Según el sitio del ministerio de Educación local, en la escuela N° 175 estudian 1.049 alumnos.

“Estaba en clase, oí una explosión y luego disparos”, dijo a la agencia TASS una profesora.

Impactantes videos difundidos en las redes sociales muestran a niños o adolescentes saltando desde las ventanas del edificio de tres pisos para huir del tiroteo. Otras imágenes muestran a personas ensangrentadas que yacen en el césped recibiendo ayuda.

Un atacante que se creía “Dios”

Un joven de 19 años fue detenido e identificado como Ilnaz Galyaviev. Se trata de un exalumno. En los medios rusos circula un video que muestra al atacante, ya detenido y atado de pies y manos en una celda, donde relata la motivación de la masacre y afirma que siempre “odió a todos”.

“Hace dos meses me di cuenta que era dios, nadie me lo dijo, me di cuenta solo”, dijo el joven, evidentemente alterado, mientras respondía a las preguntas de los investigadores, reportó la emisora Dozhd.

Según el gobernador de Tatarstán, Rustam Minnikhanov el autor de la masacre sería uno solo y habría actuado según la lógica del “lobo solitario”. Tenía permiso de portación de armas.

No obstante, medios rusos hablaron de un segundo atacante que fue abatido por la policía en la escuela. “El segundo agresor que atacó la escuela en Kazán y que se había atrincherado en el edificio fue liquidado”, dijo textualmente una fuente de las fuerzas de seguridad a la agencia rusa TASS. Una fuente anónima citada por Interfax confirmó esta información.

“El agresor ha sido detenido y se ha determinado su identidad. Es un residente local nacido en 2001”, dijo el Comité de Investigación de Rusia en un comunicado.

Se inició una investigación por “asesinato”, que por el momento excluye un motivo de naturaleza “terrorista”, indicó el comunicado.

Minnikhanov describió lo ocurrido como “una tragedia” para Tatarstán y toda Rusia. El presidente ruso, Vladimir Putin, expresó su pésame a las familias de las víctimas y ordenó una revisión de las reglas del permiso de porte de armas, informó el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

Es el tiroteo más grave en una escuela rusa desde 2018, cuando un estudiante de secundaria mató a 19 personas antes de suicidarse en una escuela secundaria en Kerch, una ciudad de la península ucraniana de Crimea que Rusia anexó en 2014.

En su momento, Putin culpó de la matanza a la “globalización”, estimando que el fenómeno de los tiroteos escolares se originó en Estados Unidos.

Las autoridades también afirmaron haber frustrado en los últimos años decenas de planes para atacar escuelas, casos que a menudo involucran a adolescentes.

En febrero de 2020, el Servicio Federal de Seguridad (FSB) detuvo a dos jóvenes, nacidos en 2005 y de nacionalidad rusa, que estaban activos en varios sitios web donde defendían asesinatos y suicidios. Según los investigadores, planeaban atacar una escuela en Sarátov, en el Volga.

Boletín de noticias