"Se lo llevaron": revocan la prisión domiciliaria del violador que acosaba a una niña en Alderetes

Policiales 29 de agosto de 2020 Por Bajo la Lupa
"Sofía", la niña de 12 años que había tenido que resguardarse en la casa de unos familiares, podrá volver a su casa. "Si no se hubiera hecho público el caso, no sé se la fiscalía no hubiera actuado", señaló la madre.
818x460_200829132335_97304

La Justicia revocó la prisión domiciliaria Gregorio Evaristo Leiva de 71 años por acosar a una niña de 12 años y este sábado al mediodía se lo llevaron de regreso al penal. El recluso cumple una condena de 8 años por abuso sexual agravado contra su propia hija y le habían otorgado el beneficio de prisión domiciliaria por pertenecer al grupo de riesgo por Covid-19.

El pedido de que lo lleven de regreso a Villa Urquiza fue aprobado este viernes, según confirmó a eltucumano.com Eliana, mamá de "Sofía" -nombre ficticio para proteger la identidad de la menor. Tras la denuncia que se viralizó a través de los medios de comunicación personal policial custodia la casa de la familia de la niña, ubicada en Alderetes. 

"Los abogados me dijeron que iban a reforzar la consigna policial cuando se lo lleven para que nosotros no quedemos solos, por el tema de cómo puede reaccionar su familia", expuso la mujer que este viernes había denunciado amenazas por parte de los hijos de Leiva.

Eliana agradeció el apoyo de los vecinos que desde el primer momento la acompañaron en esta difícil situación. Además, reconoció que la visibilización del caso fue fundamental para que el abusador regrese al penal y para que la niña, que se encuentra resguardada en la casa de otro familiar, pueda volver a su casa. "La difusión de la situación por los medios de comunicación me ayudó mucho. Si no se hubiera hecho público, la fiscalía no hubiera actuado", expuso.

El caso:

Gregorio Evaristo Leiva, de 71 años fue condenado en 2017 a 8 años de prisión por abuso sexual agravado contra su propia hija.

A principios de junio, le otorgaron el beneficio de prisión domiciliaria por pertenecer al grupo de riesgo por Covid-19. desde que volvió a su casa, Leiva comenzó a incumplir su prisión domiciliaria según detalló Eliana. Recibía gente continuamente y, a pesar de contar con la tobillera electrónica, salía de su casa y se paseaba en moto por el barrio.

El pasado 27 de junio, se puso a tomar con los amigos y, cuando vio a "Sofía" en la vereda comenzó a acosarla verbalmente. Desde ese día, tanto la niña como su familia vieron alterados sus hábitos para poder proteger a la menor. Vivir con la amenaza constante a unos metros de su casa, resultó insostenible, por lo que su madre resolvió resguardarla en la casa de un familiar para evitar que algo le ocurra.
 
Luego de denunciar en la Justicia y a través de los medios de comunicación el acoso que sufre una niña de 12 años por parte de su vecino con prisión domiciliaria, pusieron una custodia policial en la casa de la menor y se resolvió revocarle el beneficio.

FUENTE: El Tucumano

Boletín de noticias