Prisión preventiva para el hombre que abusó y apuñaló a su ex pareja

Judiciales 20 de enero de 2022 Por Bajo la Lupa Noticias
El individuo, de 46 años apodado “Pato”, fue imputado por los delitos de abuso sexual simple, lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género y amenazas agravadas por el uso de arma y resistencia a la autoridad, en concurso real, y en calidad de autor.

El Ministerio Fiscal por intermedio de la Unidad Fiscal de Violencia Familiar y de Género I, llevó adelante este jueves la audiencia de formalización de cargos y medidas privativas contra el hombre de 46 años (alias Pato), acusado de abusar y apuñalar a su ex pareja con un arma blanca, quien luego del hecho la trasladó a una clínica para posteriormente huir a bordo de un automóvil Renault Sandero cuando era advertido por personal policial de guardia urbana. Por delegaciones del fiscal en feria, Ignacio López Bustos, la auxiliar de fiscal, Natalia Carabajal lo imputó por los delitos de abuso sexual simple, lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género y amenazas agravadas por el uso de arma y resistencia a la autoridad, en concurso real y en calidad de autor.

La víctima, quien estuvo en la audiencia, se encuentra fuera de peligro y se recupera de un corte en el cuello. Posteriormente, la Fiscalía pidió la prisión preventiva por 90 días. Entre las evidencias, la investigadora expresó que fueron secuestrados dos cuchillos y que restan por recabar otros informes. “Son medidas que deben ser practicadas por el Gabinete Interdisciplinario del MPF, con entrevistas, y por lo tanto es fundamental el testimonio de la testigo víctima. La Fiscalía considera que el proceso se tiene que resguardar en su conjunto y no sólo en la etapa preparatoria”, sostuvo la Auxiliar de Fiscal. “Se evadió del personal policial. Mostró el arma de fuego y ante el pedido de los oficiales nunca se bajó, al contrario, aceleraba el auto con intención de chocar. No obstante ello, emprendió la huida, pasando los semáforos en rojo. Esto demuestra una clara reticencia a las órdenes, donde se le dio la voz de alto. Por lo tanto, esto nos da la pauta que no se va a someter a la decisión de la justicia”, explicó la investigadora sobre los riesgos de fuga. “Los hechos se produjeron a la mañana del día 18 de enero y se presentó 12 horas después en la comisaría de San Pablo, donde no lo hizo con el auto ni con el arma descripta”, detalló Carabajal. “Nos encauzamos en una causa de violencia de género y es fundamental la libertad sin coacción hacia la víctima quien se encuentra en condiciones de vulnerabilidad extrema, por cómo ocurrieron los hechos”, describió la investigadora, quien manifestó que luego de producido el hecho el agresor le envió a la víctima audios donde le reclamaba que lo había  “entregado”. Al momento de dirigir sus palabras, la mujer dijo: “He vivido situaciones de manipulación por parte de mi ex marido y de abuso”.

Finalmente, el juez interviniente dio lugar al plazo solicitado por la Fiscalía y dispuso el traslado del imputado al penal de Villa Urquiza. 

Los hechos 

El hecho en cuestión ocurrió el martes 18 de enero, a las 07:30 horas aproximadamente, cuando el agresor ingresó a la vivienda donde vive su ex pareja en el barrio Papel de La Reducción (Lules), donde la amenazó con un arma de fuego y la llevó obligada al fondo de su casa donde la abusó. Luego, el sujeto sacó un cuchillo tipo sierrita y le asestó en el cuello una herida cortante. Mientras forcejeaba con el hombre, la mujer cayó al suelo, y este sacó otro cuchillo grande de 20 centímetros que tenía en la mano izquierda y con la mano derecha sostenía el arma de fuego diciéndole que le iba a dar seis tiros. Posteriormente, el sujeto se dirigió al Policlínico de El Manantial y luego la trasladó a una clínica de 9 de Julio al 200 de la capital, donde quedó internada y allí pudo dar aviso al guardia de seguridad que su ex pareja la había agredido. Aproximadamente, a las 13:30 horas, cuando el sujeto se retiraba del nosocomio en su automóvil Renault Sandero color gris oscuro. Al salir del estacionamiento ubicado al frente de la clínica, fue interceptado por dos agentes policiales pertenecientes a la guardia urbana, quienes habían sido alertados del hecho y de las características físicas del agresor por lo cual lograron reconocerlo. Mientras uno le daba la voz de alto y la agente le solicitaba que se baje del rodado, sin embargo, el individuo se resistió, aceleró el vehículo y emprendió la huida a toda velocidad por calle 9 de Julio hasta General Paz, no pudiendo ser alcanzado por los efectivos policiales.

Bajo la Lupa Noticias

No buscamos LA INFORMACIÓN, buscamos LA VERDAD

Boletín de noticias