River Plate ganó el Superclásico y llegó a la cima del torneo

Deportes 03 de octubre de 2021 Por Bajo la Lupa
En la vuelta del público al Monumental, el Millonario venció 2-1 a Boca con goles de Julián Álvarez para ser líder de la Liga Profesional. Descontó Zambrano y Rojo se fue expulsado a los 15 minutos del primer tiempo.

Era el partido que River tenía que ganar para terminar de sacar chapa de candidato. Y lo logró con un doblete de Julián Alvarez, la gran figura del superclásico, ante un Boca que nunca se repuso de la tempranera expulsión que sufrió Marcos Rojos. Fue 2 a 1 y el Millonario le hizo precio. Con este resultado, el equipo de Marcelo Gallardo alcanzó la punta a la espera del partido de mañana de Talleres ante Defensa y Justicia y Boca se despidió del campeonato.

Clima de clásico en las tribunas, con la vuelta del público y en la cancha, con mucha pierna fuerte en el inicio y Enzo Pérez, emblema de River amonestado a los cuatro minutos.

La iniciativa era del Millonario y Boca intentaba contestar de contra. Como a los ocho minutos, en la que una réplica encabezada por Pavón, derivó en un remate de Orsini que se desvió en un rival y fue al córner.
Pero el panorama se le complicó al xeneize en dos minutos, en los que Marcos Rojo primero vio la amarilla y luego la roja por dos infracciones llenas de imprudencia. Empezó otro partido.

La cosa se le terminó por complicar a Boca con el golazo de Julián Alvarez a los 25 minutos. Jugadón y un bombazo desde lejos que sorprendió a Rossi. Enseguida casi lo empata Advíncula. Partidazo.

Y a los 43, en un primer tiempo en el que a Boca no le salió nada, llegó el segundo. Desborde de Casco y toquecito de Julián Alvarez, ya figura del partido, que anticipó a su defensor y la mando con sutileza al fondo de la red...

El partido se desvirtuó con la expulsión de Rojo, eso quedó muy claro. Y en el segundo tiempo, a Boca todo le costaba el doble, en desventaja en el resultado y en inferioridad númerica.

Así, fue todo a pedir de River, que tuvo varias situaciones para liquidarlo. Tiros en los postes, atajadas salvadoras de Rossi y mucho sufrimiento para el xeneize y goce para el Millonario más allá del descuento final de Zambrano de cabeza.

No quedó tiempo para más. El Millo ganó es puntero y sueña con el título. Boca quedó muy lejos, casi sin chances y es puro lamento.

Boletín de noticias