Dios envía en busca del bien, la verdad y la justicia

Locales 10 de julio de 2021 Por Bajo la Lupa
"Todo hombre de bien en una actividad temporal social y política o en la iglesia es también instrumento del poder de Dios que libera, que sana, que purifica, en el ambiente, en la sociedad, en la familia, en la persona, en la misión" exclamó en el Tedeum por el 9 de Julio el Pbro. Hugo Delgado.

Luego de participar del acto del 9 de julio en Plaza Mitre, con la presencia del intendente Ing. Roberto Sánchez, el presidente del HCD Dr. Alejandro Molinuevo, concejales y funcionarios, el presbítero Hugo Delgado celebró el Solemne Tedeum. En la solemnidad religiosa participaron las autoridades y el público que se trasladó desde la plaza central de La Perla.  

67ffb4f8-b2a3-4556-9052-534bcda1478f

"Toda misión, compromiso o tarea tienen que estar unidos a un llamado Superior. Es un envío que nos hace Dios para actuar en la humanidad buscando el bien, la verdad y la justicia. Envío que no es solo para los que actuamos en la Iglesia". Predicó el Administrador Diocesano de la Diócesis de la Santísima Concepción, presbítero Hugo Fabián Delgado en la homilía del Solemne Tedeum en la Catedral de la ciudad de Concepción.  
  
Al momento de la homilía, el sacerdote citó el Evangelio de San Mateo donde Jesús encomienda a sus apóstoles la misión de anunciar el reino de los cielos y explicó porqué Jesús comienza este anuncio en esos destinatarios: "porque son el pueblo y a partir de ahí el reino comience a crecer como una semilla que crezca y se desarrolle".

Comentó que Jesús iba donde el pueblo se reunía. Pero también, dijo, envía a los apóstoles con instrucciones concretas.  

2d94380d-9b6e-4995-8883-d53cb61c2c90
  
Llamado, vocación y misión 
  
Quién hoy conduce la Diócesis, explicó que Jesús primero los llama y después los envía a los apóstoles.  Dijo que toda misión, todo apostolado "tiene que estar Unido primero a un llamado a una vocación y a una fuente inagotable" que es Dios.  

Agregó que este llamado, está misión, (dónde incluyó a la conducción de la sociedad) no deben ser "sólo acciones que puedan quedar en el tiempo y hasta en la historia, sino que sea semilla fecunda de eternidad" 

3b7c1dd6-a46c-470a-95a0-decb06db4915
  
El que convoca es Dios 
  
El llamado a servir a la Patria proviene de "Dios mismo creador de todo, creador de la humanidad del universo y todo lo que en la historia tenemos que hacer como humanidad para el bien  la verdad y  la justicia. Acaso no hablábamos de eso en la plaza?" Interpeló.  

"Dios está presente en el corazón de aquellos que tienen esta misión más allá de todo lo que signifique como compromiso social y político o como una tarea. Hoy la palabra también se refiere a las actividades que tenemos. A los seres humanos, en este mundo, Dios nos ha confiado, para que en su nombre, instauremos ese reino de verdad y de amor. Seamos instrumento de fortaleza, de alegría, de paz". 

Expresó que Jesús enviaba también con poder a sus apóstoles.  Y que de esa misma manera todo hombre de bien en una actividad temporal social y política o en la iglesia, "es también instrumento del poder de Dios que libera, que sana, que purifica, en el ambiente, en la sociedad, en la familia, en la persona, en la misión".

c8c15726-dce6-44fb-9d2f-0835adec9ec0 
  
Dios y la Patria nos lo demanden 
  
"Dios y la patria nos lo demanden. No decimos así al tomar posesión?. Así nos referimos con todo nuestro ser en esta misión en este apostolado. Verdadero apostolado. Más allá de todo lo que conlleva esta tarea y esta misión social y comunitaria". Pero, dijo, "Jesús nos previene: los envío como ovejas en medio de lobos". Pidió que aquellos que tengan la misión, la asuman desde lo más hondo de su corazón, más allá de lo que pueda significar en limitaciones y fragilidades, deben asumir y optar por la verdad por la justicia por el bien. Y advirtió que seguramente  "a veces los llevará a situaciones de desolación, muchas veces, o de persecución, o de crítica o como Jesús en la Cruz. Es una situación a la que se expone aquel que se ha jugado por ese camino. Habrá caídas, fracasos, errores. Pero si nuestro corazón, si nuestra vida si nuestra misión, si nuestra tarea está unida a esa fuente de  Aquel que me ha convocado para cumplirla, esta misión se renueva. Renueva mi vida, mi corazón puedo levantarme cada día y decir: Señor envíame a cumplir esta tarea esta nueva actividad. Porque Dios está con nosotros"  

Finalizó la homilía rogando "al Espíritu Santo, presente en nuestra vida, que es Dios con Nosotros, que es el fuego que nos sostiene en momentos difíciles". Recordó las palabras del Papa Francisco en la encíclica La Casa Común, para "hacer de nuestra Patria un lugar de encuentro, de fraternidad, de justicia. Que el Espíritu Santo nos renueve. En esta misión somos instrumentos todos y cada uno. Instrumentos necesarios para que el Reino de Dios que está en este lugar concreto qué es nuestra querida Argentina se transforme, crezca y se fortalezca por la gracia de Dios. Que así sea" 

Boletín de noticias