"De ese mal momento y días tremendos, me encontré con ángeles tucumanos" 

Locales 05 de julio de 2020 Por Bajo la Lupa
El pasado 1 de julio se cumplió un año del siniestro vial ocurrido en el cruce de las rutas 157 y 308 a raíz de una intensa neblina que impedía la visibilidad en la localidad de La Madrid. La tragedia dejó un saldo de 15 personas fallecidas y más de 40 heridos. TESTIMONIO EXCLUSIVO A BLL DE PATRICIA LO PRESTI, SOBREVIVIENTE DE LA TRAGEDIA.
tragedia 6

Transcurría la mañana de aquel fatídico día lunes 1 de julio y una intensa niebla cubría el este tucumano y nadie podía imaginar lo que vendría antes de llegar a destino, la ciudad de Termas de Río Hondo.

tragedia 5

El micro "Destino Cero" de la empresa sanjuanina Merval trasladaba un contingente de jubilados mendocinos y paradójicamente nunca llegó a la ciudad santiagueña, como un "capricho del destino". Volcó en la localidad de La Madrid y dejó un saldo de 15 muertos y más de 40 heridos.

El accidente se produjo alrededor de las 10 en el cruce de las rutas 157 y 308, en un momento en que había escasa visibilidad por efecto de una densa neblina.  Esto habría afectado al chofer, que no advirtió la curva para empalmar a la ruta 157. 

Patricia iba sentada sobre el lateral izquierdo, ese que tras volcar la unidad, se deslizó sobre el asfalto, lugar donde iban esperanzado en disfrutar de vacaciones invernales la mayoría de las víctimas fatales. La mujer sufrió fracturas de costillas, de brazos, neumotórax; "pasé 13 días en terapia intensiva de la clínica Jesús María de la ciudad de Concepción y solo tengo palabras de agradecimiento. Fueron todos ángeles que estuvieron cuidandome, al igual que aquellas personas que me asistieron en los hospitales de La Madrid y Regional".

"Lo único penoso fue que tenía que volver a mi provincia en avión y me trasladaron en ambulancia porque la aeronave sanitaria no estaba disponible" detalla Patricia. 

"Fue algo terrible, nunca imaginable, salimos cinco amigas y volvimos cuatro".

tragedia 4

"Después de una situación se sigue pero no se olvida, día a día apàrecen imágenes, intentamos superar con recuperación y ayuda psicológica, lamentablemente con esto de la pandemia se complicó un poco pero seguimos luchando, con el apoyo de la familia y de los amigos".

"En el hospital de La Madrid me recibió un genio, un médico de nombre Eduardo, como en el hospital Regional recuerdo a Ariel Agüero que se comportó como un ángel de la guarda, así también agradecimiento infinito a al doctor Enrique Martínez de la clínica, a la doctora Sanchez, a las enfermeras, cuatro mujeres de nombres Maria, a Inés, a Mimí, recepcionistas, quienes realizaban la limpieza, a todos los que que me recibieron al llegar y a tantas personas que me ayudaron, para ellos mi cariño, mi amor que seguramente van a permanecer en mi corazón durante toda la vida".

Sus compañeras

"Salimos cinco amigas y recién me enteré del fallecimiento de una de ellas cuando volví a Mendoza el 16 de julio. Fue algo muy triste y la recuerdo con amor y dolor. Marisol iba en el mismo lateral que yo, en el asiento de atrás".

tragedia 3
Patricia (campera gris) junto a Stella (campera negra) y Marisol (centro - lamentablemente falleció) antes de emprender viaje al norte tucumano.

El viaje

"Recuerdo que íbamos desayunando con las chicas, había una niebla impresionante, no se veía creo a un metro, sentimos un movimiento extraño, no entendía la situación, el chofer maniobraba como para intentar evitar el vuelco, el micro se deslizaba, sentí un golpe, quedé inconsistente por un rato, cuando volví en sí no podía respirar hasta que me quite a una persona que estaba encima mía, yo estaba metida en un hueco. De ahí no recuerdo mas nada" cuenta Patricia, quien iba sobre el lateral que impactó contra el pavimento.

"El viaje hasta ese momento venía siendo normal. había dormido toda la noche, desperté para desayunar, luego saque una foto de la niebla, guardé el celular y ahí se produjo el vuelco. No puedo asegurar a que velocidad venía el micro".

"Me agaché a guardar el celular y pasó lo peor, creo eso me ayudó a salvar mi vida".

tragedia 5

"No se porque nos llevaron por esas rutas, no tengo idea, si puedo asegurar que íbamos directamente a Termas de Río Hondo" contó Patricia, quien confirmó que por esas horas habían salido desde Mendoza quince micros.

"Compramos el viaje de manera particular, no estábamos en el grupo del Centro de jubilados de Las Heras".

"Nunca tuve contacto con el contingente de emergencia creado para la ocasión, los trámites los hice de manera particular con mi obra social. El avión sanitario no estuvo disponible para mi persona pero prefiero no meterme en esa cuestión política" aclara la mujer de 65 años oriunda de Godoy Cruz.

tragedia 2

Desesperación de su familia

"Mi hijo había visto por la prensa lo que estaba pasando, sin saber que era nuestro micro, el llamaba desesperadamente a mi celular y no atendía nadie hasta que el médico Eduardo (no recuerda su apellido) tomó mi teléfono y le informó que yo estaba con vida.

Su actualidad física y mental

"Soy de hacer viajes pero en este momento no tengo ganas de ir a ningún lado, ni siquiera a lugares cercanos a mi ciudad. Gracias a Dios físicamente estoy mejor pero no me siento fuerte mentalmente para viajar. Voy en auto y sufro mareos, siento que se dará vuelta el vehículo" reconoce Patricia.

"Seguimiento por parte del gobierno no tuve, no recibí asistencia psicológica ni terapia física".

94ee6827-b187-4a0f-bfaf-83fb8b602032
2853f4fe-6ed7-4262-a130-baf6c52e5bc4
IMG_20190701_153112
IMG_20190701_153205
tragedia 8
Las señalizaciones que se observan en esta imagen no existían en el momento de la tragedia.

Abandono de la empresa y del seguro

"No tengo reproches, si tengo dolor, pena, tanto la empresa como otros se olvidaron que íbamos gente arriba del micro, nos dejaron abandonados como si fuéramos cualquier cosa, no digo animales porque ellos reciben respeto. Nadie nos llamó de la empresa ni del seguro, no se hicieron cargo, se tiran la bola de un lado a otro y recién estamos iniciando acciones legales por nuestra parte. Hubo mucha gente fallecida, heridos, esto fue terrible. Civilmente nadie se hizo cargo, ni la empresa Merval que vendió los pasajes, ni el seguro del ómnibus Destino Cero que nos trasladó".

"Me sentía en deuda con el pueblo tucumano y por eso accedí a la entrevista. Muchas Gracias, los llevaré siempre en mi corazón, me cuidaron como si formara parte de sus familias" sentenció Patricia, madre de cuatro hijos y abuela de seis nietos.

 

Boletín de noticias