Tiroteo en el Banco Nación: un cajero fue asesinado tras un asalto a una sucursal en Isidro Casanova

Policiales 31 de enero de 2020 Por
El crimen se produjo cuando una banda irrumpió en la entidad durante el horario de apertura al público
en-roma-3271-de-isidro___jzW-vpe8_930x525__1

De acuerdo a las primeras informaciones, un cajero de la sucursal -identificado con el nombre de Germán Chavez- resultó asesinado y un delincuente fue herido de un disparo en medio de un tiroteo que se produjo entre la banda y un efectivo de la Policía Federal.


El asalto se produjo cerca de las diez de la mañana, en la entidad ubicada sobre la calle Roma al 3271, a pocos metros de la avenida Juan Manuel de Rosas en la mencionada localidad del partido de La Matanza.
El grupo de delincuentes bajó de un auto modelo Renault Fluence e irrumpió en la filial fuertemente armados y con capuchas. El tiroteo se desencadenó tras la apertura del horario bancario, cuando se cruzaron con los empleados bancarios en la zona de cajas y exigieron el dinero. En ese momento, decenas de personas se hallaban aguardando ser atendidas.
 
Según fuentes judiciales de la agencia Télam, los disparos se efectuaron cuando uno de los cajeros pretendió alejarse y allí uno de los delincuentes lo ejecutó de un balazo.
Ante la fallida situación, los delincuentes abortaron el robo y salieron corriendo, pero en la fuga se tirotearon con al menos un efectivo de la Policía Federal que se hallaba de custodia en la entidad bancaria.
Aunque no está confirmado oficialmente, se cree que uno de los delincuentes resultó herido, a pesar de lo cual los tres asaltantes lograron subirse a un auto Renault Fluence con el que huyeron.

Las fuentes aseguraron a Télam que ese Fluence, que tenía pedido de secuestro por haber sido robado ayer, fue hallado abandonado pocos minutos más tarde a cuatro cuadras del banco asaltado. Según algunos testigos, la fuga de los delincuentes continuó a bordo de un Volskwagen Surán.
En el banco asaltado, esta mañana trabajaban peritos de la policía bonaerense y de la Policía Federal, y se mantenía cortada la zona.


La dueña de un kiosco ubicado frente al banco, llamada Susana, contó que vio que uno de los delincuentes tenía el rostro cubierto con una media y que portaba “una ametralladora” y aseguró que “fue todo una locura, un desastre, se escuchaban tiros y gritos”.
“Yo los conozco a todos los empleados, son todos jovencitos. Esto es una tragedia”, dijo la mujer.
El hecho es investigado por la fiscalía federal 3 de Morón, ya que por ser un Banco Nación, interviene la justicia federal.

Boletín de noticias