El Sistema de Salud brinda abordajes con toxina botulínica para el tratamiento de la migraña

Salud 19 de julio de 2021 Por Bajo la Lupa
La neuróloga a cargo de la Unidad de Trastornos del Sueño y Epilepsia del hospital Avellaneda, doctora Daniela Graci, habló acerca del tratamiento con Botox en casos de migraña crónica.

El mismo se aplica en cuadros de dolores de cabeza de tipo migrañosos que se presentan a lo largo de más de 15 días al mes en el paciente o que le generan más de dos eventos invalidantes a lo largo de un mes.

«La migraña no es solo un dolor de cabeza, sino que es una enfermedad que afecta al 10 por ciento de la población mundial que se encuentra en una franja etaria productiva entre los 15 a los 60 años», explicó y resaltó que, cuando se presentan episodios de dolor tan frecuentes o de elevada intensidad, el paciente se ve forzado muchas veces a modificar sus actividades de la vida cotidiana, ya que no puede darles continuidad y eso impacta directamente en su vida en general y en su economía en particular.

A raíz de esta problemática y sus múltiples repercusiones se decidió desarrollar en el sector público el tratamiento de tercera línea de este tipo de migraña. «Se llama tratamiento de tercera línea a aquel que se implementa cuando otros ya fueron probados y fallaron. El Sistema Provincial de Salud en este caso provee a los pacientes de una medicación que se llama toxina botulínica, cuya marca comercial más conocida es Botox. Es la misma que se usa para fines estéticos, pero en este caso se emplea para el tratamiento de la migraña», dijo.

El abordaje consiste en la realización de 30 pequeños pinchazos que se realizan de forma subcutánea y muy poco profunda, generando mínimo dolor en el paciente: «Se realizan alrededor de la cabeza y la medicación actúa relajando los músculos de la región de las sienes, paravertebrales y trapecio. La relajación de esos músculos tiene un efecto retrógrado hacia el sistema nervioso central, produciendo una disminución muy notable del número de episodios de dolores de cabeza».

Al respecto la profesional comentó que este es uno de los tratamientos más avanzados que se emplean para la migraña en la actualidad a nivel mundial y que es un orgullo y un honor poder ofrecerlo en el sector público sanitario de la provincia.

«Ya hace al menos dos años que realizamos este tratamiento en la parte pública y los resultados son muy positivos. Al tratarse de una inyección subcutánea no tiene efectos sistémicos adversos, algo que muchas veces el paciente sí siente cuando toma medicación vía oral» hizo hincapié Graci y aclaró que la única contraindicación para el abordaje son los períodos de embarazo y lactancia.

Los pacientes por lo general consultan primero en el consultorio de neurología, reciben un diagnóstico para su patología, se descartan otras causas de los dolores de cabeza, se inicia con una serie de tratamientos que si fallan hacen que el paciente deba probar con este tercer escalón de la toxina botulínica.

Cabe destacar que el servicio de neurología del efector se encuentra actualmente brindando de forma inicial consultas por medio de Telemedicina, para luego orientar al paciente sobre cómo seguir.

Boletín de noticias