La protesta alcanza un pico de violencia en Chile

Mundo 14 de noviembre de 2019 Por
Se registraron 46 civiles heridos, 849 detenidos y 19 comisarías fueron atacadas, y se anunció que el paro nacional seguirá hasta mañana.
824967_201911132339460000002

SANTIAGO DE CHILE.- La jornada de protestas y huelga general dejó el miércoles un balance de 46 civiles heridos, 849 detenidos y 19 comisarías de policía atacadas, según informó el cuerpo de Carabineros, que consideró que se trató “de uno de los días más violentos” desde que se desató la crisis en el país. A este panorama de convulsión social, se la sumado la decisión de la Agrupación Nacional de Empleados (ANEF) de ratificar la continuidad del paro nacional progresivo hasta este viernes.

El diario La Tercera informó que también se adhirieron a la convocatoria la Asociación Nacional de Empleados de Tesorerías de Chile (AET) y la Confederación Nacional de la Salud Municipal (Confusam), que continúan su paralización y sin actividades laborales, aunque con la realización de turnos éticos para atender las urgencias que se presenten, según las realidades de cada institución.

Uno de los blancos de las manifestaciones fue la embajada argentina, ubicada a pocos metros de la céntrica Plaza Italia, en Santiago, adonde un grupo intentó derribar el portón de hierro de acceso, mientras embajador José Octavio Bordón se hallaba en su interior. (Ver “Evacuaron la sede...”)

 
El general Enrique Monrás, jefe de la zona Metropolitana Oeste de Carabineros, indicó que fue “uno de los días más violentos” en Santiago desde el inicio del estallido social, el 18 de octubre pasado, especialmente en lo que tiene relación “con los ataques a cuarteles, saqueos, la cantidad de funcionarios lesionados durante toda la jornada”.

824967_201911132339460000001

 

EN LAS CALLES. Con gases lacrimógenos y golpes de cachiporra, los carabineros reprimieron a los manifestantes. fotos reuters

La agitada jornada de movilizaciones, incluida una huelga general, sacó a miles de personas a las calles en todo el país y registró numerosos saqueos, incendios, enfrentamientos con la Policía y otros hechos violentos.

Monrás cifró en 248.000 las personas movilizadas en todo el territorio nacional, 80.000 de ellas en Santiago, e hizo una distinción entre la mayoría que se manifiesta pacíficamente y la minoría violenta. “Alrededor de 1.000, 1.500, 2.000 personas solamente se dedicaron al desorden, a agredir a personal de Carabineros, a dañar la propiedad pública y privada”, indicó.

Agregó que unos 340 carabineros resultaron heridos y fueron atacadas 19 comisarías policiales entre el martes y la madrugada del miércoles. En cuanto a los detenidos, 209 personas fueron arrestadas en Santiago y 640 en otras regiones del país. Además, 325 fueron detenidas por participar en saqueos de locales y comercios.

La cifra de civiles heridos ascendió a 46, de ellas, 10 en la capital y 36 en otras zonas, mientras que una persona murió atropellada en el contexto de una manifestación.

El presidente Sebastián Piñera compareció anoche ante los medios de comunicación para lamentar la “violencia y destrucción” y anunció que agentes de policía que se hayan retirado de manera reciente se reintegrarán al servicio para fortalecer las fuerzas de seguridad. Además, hizo un llamado a todas las fuerzas políticas, organizaciones sociales y ciudadanos a unirse en tres acuerdos: por la paz, por la justicia y por una nueva Constitución.

Simultáneamente, la ANEF condenó las violaciones de derechos humanos en las jornadas de protesta social y criticó el anuncio de Piñera sobre su intención de presentar querellas por la Ley de Seguridad del Estado, tanto por violencia callejera como a los organismos y personas que inciten o promueven esta violencia. La organización reivindicó la redacción de una nueva Constitución, pero a través de una Asamblea Constituyente. 

Boletín de noticias