"Hablan de onda verde, entonces nosotros, que somos más, hagamos un tsunami celeste"

Locales 03 de julio de 2018 Por
La joven brasileña Sara Winter fue fundadora de un grupo radical feminista, pero desde hace tres años se convirtió en una activista antiaborto. En Concepción, contó su experiencia de vida entre lágrimas.
3

Sara Winter tiene 26 años de edad y un pasado extremistas, con situaciones desemejantes a lo largo de su corta vida.

Sara, cuyo nombre real es Sara Fernanda Giromin, fue una de las fundadoras de la rama brasileña de Femen, una organización de violentas activistas que protestan con el torso desnudo a favor de la agenda feminista, del aborto y del lobby gay. Desde 2015 se convirtió y levanta la bandera de la causa pro-vida.

sara_winter_abortista
Sara Winter posando años atrás en una campaña pro-aborto cuando militaba en Femen en Brasil

En la noche de este lunes, invitada por el legislador Raúl Albarracín, brindo una conferencia titulada "aborto ¿empoderamiento de la mujer?.

2

"Estoy muy contenta de poder estar acá, principalmente ahora que se da un debate muy fuerte sobre el tema en Argentina. Yo comencé a sentir la verdadera vida cuando sentí el cuerpo de mi hijo desarrollarse dentro mio, quede enamorada de mi embarazo y no sentía ni podía seguir practicando protestas a favor de la legalización del aborto" indico esta joven brasilera, quien aclara en la conferencia que antes se había sometido a un aborto, con un fármaco proporcionado por una feminista. “Sangré hasta casi morir y tuve secuelas gravísimas”, recordó, y quien la ayudó en esas circunstancias “fue un hombre que de pro-feminista no tenía nada”.

sara_winter_bebe
Sara Winter con su bebé: "Me ha llenado de amor y ha cambiado mi vida"


De acuerdo a su experiencia, define al feminismo como "un movimiento de chicas muy enfermas mentalmente, muchas violadas, abusadas, captadas por personas mayores para ser usadas como instrumentos políticos. Muchas que tienen odio hacia los hombres, que están en las drogas, llenas de odios hacia las personas, las sociedades, la iglesia, que culpan a Dios por sus problemas, muchas veces poco contenidas por nosotros los cristianos, algo que debemos mejorar para ayudarlas y así evitar que sean manipuladas y llevadas a la promiscuidad por movimientos de izquierda".

1

"Tengo total certeza que el FMI es responsable de la industria del aborto, principalmente porque es lucrativa, por ejemplo en todo Europa, América del Norte y ahora vienen a atacar latinoamerica y para eso necesitan trabajadoras (feministas) a favor de la ley que se discute hoy y tengo total certeza que hay compra de voluntades en los países para que los diputados o senadores voten a favor de esa ley" sostiene Sara.

4

"Argentina esta pasando por una crisis de las mas fuertes en su historia, económicamente hablando, con mas del 30% de argentinos viviendo por debajo de la linea de la pobreza y hay muchos otros temas prioritarios, pero desean desviar la atención con este tema. El sistema de salud publica debería crecer en infraestructura para mantener y cuidar las vidas de los ciudadanos y no para terminar con ellas".


El legislador Albarracín, promotor de esta charla, indicó que "la lucha no se detendrá, seguiremos pidiendo por lo mas sagrado e inviolable como es la vida humana, un valor que debemos defender y así utilizar todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance, como por ejemplo la experiencia de vida de Sara, que con tanto dolor nos enseña lo acertado que estamos en defender esta posición".

Horas antes, en la ciudad de Aguilares  Sara Winter, dio inicio a sus actividades en la provincia y compartió  un valioso testimonio con jóvenes que asisten al Colegio Nicolás Avellaneda.