Crimen de los hermanitos en La Cocha: hay nuevos indicios en contra del ex de la acusada

Policiales 10 de mayo de 2018 Por
Toma fuerza la hipótesis que incrimina a Diego Espíndola. La madre de los niños declaró que él fue el autor de los homicidios.
770139_20180510103229

El testimonio de un menor y de una mujer mayor de edad complicarían la situación procesal de Diego Espíndola (35 años), la ex pareja de María José Álvarez (20), la joven acusada de haber acabado con la vida de Nicole (tres) y de Máximo (siete meses).

María Carolina Ballestero, defensora oficial que asiste a la principal sospechosa, aclaró que la nueva hipótesis que incrimina al hombre va tomando fuerza. “Ella declaró que él fue el autor de la muerte de los dos pequeños, no que colaboró en el crimen de los dos pequeños. Espíndola, que es papá de Nicole, mantenía una relación desde hace varios años con la joven y nunca toleró que el padre de Máximo tuviera una buena relación con ella. Ese habría sido el desencadenante de la tragedia”, explicó.

La profesional indicó además que ella está trabajando para que se sepa la verdad de lo que pasó. “Ella está en estado de shock desde el mismo día que ocurrió el hecho. Hemos pedido asistencia psicológica y una serie de medidas puntuales para que se confirme la versión que dio en ante el fiscal (Miguel) Varela”, concluyó.

El Caso

El doble homicidio se desencadenó en la tarde del martes 1 de mayo en la comunidad de San José de La Cocha. Las criaturitas fueron asfixiadas probablemente con una almohada. Aunque las muertes se habrían producido al mediodía, recién se las descubrió a las 18 cuando María José intentó suicidarse arrojándose desde el techo de su casa.

“Ella gritaba los maté, los maté”, aseguran los vecinos que vociferaba la madre antes de arrojarse al vacío. “Ella está muy shockeada con lo sucedido. Nadie sabe la reacción que cualquiera tendría ante la muerte de dos hijitos. Pero en este caso ella no duda en señalar a Espíndola como el hombre que los mató”, dijo la defensora oficial, Carolina Ballestero.

De todos modos, el fiscal Varela espera que se le practique a la imputada las pericias psicológica y psiquiátrica.

La Policía indagó la zona y ahí, según se aseguró, nadie vio a alguna persona ajena a la casa el día del homicidio, ni en jornadas anteriores.

Sin embargo, la defensora Ballestero reveló que ella sí tiene testimonios, no sólo del sobrino de María José, sino también de otro vecino que sostiene que sí vio a un hombre en la vivienda.