Murió un integrante de la banda que se enfrentó a la policía días atrás

Policiales 09 de marzo de 2018 Por
Durante la tarde del 27 de febrero, participó de una persecución que comenzó en la ruta nacional 38, en San Isidro de Lules, y terminó en una estación de servicio, en barrio Lapacho Sur.
5

Juan Carlos Cuenca, integrante de la banda que fue capturada y que era encabezada por “El Mudo Rano”, murió en las últimas horas, mientras permanecía internado en el hospital Padilla. A fines de febrero, junto a otros sujetos, había protagonizado un enfrentamiento con la Policía en el que resultó herido, luego de una persecución que finalizó en Jujuy al 3.900. El fallecido tenía 53 años y había recibido un balazo en la nuca

Según una fuente del Ministerio de Seguridad, Cuenca pertenecería a una banda acusada de perpetrar delitos en toda la provincia. La Policía le estaba siguiendo sus rastros desde hace tiempo. La persecución se extendió por más de 20 kilómetros. Más de siete patrullas y alrededor de medio centenar de policías participaron del operativo.

POLI 2

“El Mudo Rano”, acusado de haber asesinado al policía Miguel Ángel Roa en 2012, encabeza la peligrosa banda que fue desarticulada. El 30 de octubre de 2012, el acusado se movilizaba en una motocicleta junto con “Jonita” por el barrio Victoria, en la zona sur de la capital tucumana. Allí, en horas de la tarde, ambos asaltaron a una mujer en pasaje Japón al 2.000. Mientras cometían el atraco fueron vistos por Roa, quien, a pesar de que se encontraba de franco, subió a su moto particular y persiguió a los ladrones. Pero uno de ellos sacó un arma y lo asesinó de un balazo en la cabeza.

“Jonita” fue detenido poco después del hecho y hoy continúa con prisión preventiva. Pero los investigadores determinaron que el autor del disparo había sido, en realidad, “El Mudo Rano”, según destaca el diario La Gaceta.

3

Personal de la división Homicidios investigó el caso durante meses hasta que logró localizarlo en la provincia de Neuquén. Allí, el sospechoso se hacía llamar por otro nombre y trabajaba como peón en una finca. Pero una mañana fue a visitar a un pariente en la provincia patagónica y se encontró con una guardia policial que lo esposó y se lo llevó detenido. Después recuperó la libertad y ayer cayó después de un raid delictivo.