Las últimas palabras de Milani antes de la sentencia: "Estoy de pie, no me van a quebrar"

Política 09 de agosto de 2019 Por
El ex jefe del Ejército durante la última etapa de gestión kirchnerista reiteró que es inocente y denunció una campaña política, mediática y judicial en su contra. Milani está acusado de secuestro y torturas. La Fiscalía pidió 18 y la querella 20 años de prisión
2935539w1033

El juicio oral y público por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar en La Rioja, que tiene a César Milani como uno de los principales acusados, llegó a su etapa final: el ex jefe del Ejército brindó sus últimas palabras y a las 13 el Tribunal Oral Federal dará a conocerá la sentencia.


"Estoy de pie, no me van a quebrar", aseguró antes de que los jueces pasen a deliberar. Milani reiteró su inocencia y ratificó que es víctima de una campaña política, mediática y judicial en su contra.


"Mi injusta y arbitraria detención es también un castigo al Ejército, privándolo de una reconciliación con el pueblo argentino.  Con estas acusaciones e injurias se ha pretendió ahogar el intento de lograr una fuerza que defienda los intereses populares", señaló.


En sus últimas palabras, Milani dijo estar tranquilo y orgulloso de vestir su uniforme. "Sigo creyendo en una patria justa y soberana así como creo que todavía hay jueces justos y honorables. Espero un veredicto de absolución con la esperanza de que se reivindique mi buen nombre y honor", añadió.

La semana pasada, la Fiscalía pidió que se condene a 18 años de prisión al ex jefe del Ejército durante la última etapa de la gestión kirchnerista, acusado junto a otros doce imputados por los secuestros y las torturas sufridas en perjuicio de  Pedro Olivera y su hijo Ramón durante la dictadura militar, en dicha provincia.
En tanto, para los imputados Leónidas Moliné, Miguel Angel Chiarello, Eliberto Goenaga, Angel Ricardo Pezzetta se solicitó una sentencia de ocho años de prisión. Los integrantes del Ministerio Público pidieron también condenas para Domingo Vera por cuatro años; Carlos Asunción Rodríguez Alcántara -siete años- y José Bernaus -ocho años-.

La querella de la familia de Pedro y Ramón Olivera pidió condenar a 20 años a Milani, y que se aplicara la misma sanción para Santacrocce y Catalán.
En ese sentido, la otro querella que actuaba en este proceso, y que era representada por las secretarías de Derechos Humanos de la Nación y de La Rioja, solicitó también una pena de 18 años para el ex militar que comandó el Ejército durante la presidencia de CFK.
Asimismo, los abogados del Estado pidieron que se imponga una pena similar a Santacrocce por los mismos delitos y de prisión perpetua para Catalán, sobre quien pesan otras condenas por crímenes de lesa humanidad.

También reclamaron sentencias de 18 años para Eliberto Miguel Goneaga y de 10 para Miguel Ángel Chiarello y Leónidas Carlos Moliné.
Milani, quien comenzó a ser juzgado el 3 de mayo, está acusado de haber participado en el secuestro y las torturas que sufrieron Pedro Olivera y su hijo, Ramón, en hechos ocurridos en la capital riojana en marzo de 1977.
En aquellos días, el ex jefe del Estado Mayor General del Ejército revistaba como subteniente en el Regimiento 141 de Ingenieros con asiento en esa provincia.

La acusación sostiene que Pedro Olivera (murió en 1999) durante su cautiverio sufrió un ACV en medio de una sesión de tortura y luego fue abandonado por sus captores en su domicilio, donde días antes había sido secuestrado.
Su hijo, Ramón –secuestrado en su lugar de trabajo- recuperó la libertad durante la dictadura y denunció los hechos por primera vez en 1984 ante la Comisión Provincial de Derechos Humanos de La Rioja.
En base a ese testimonio, la Justicia Federal inició en 2013 una causa de lesa humanidad contra Milani en los tribunales federales riojanos.

Boletín de noticias