Con prudencia, sabiduría y corazón se construye una comunidad justa y feliz

Locales 09 de julio de 2019 Por
Con estas palabras inició su mensaje Monseñor José María Rossi en el Solemne Tedeum del 9 de Julio en la iglesia Catedral de Concepción.

La homilía del prelado estuvo relacionado al trabajo y el compromiso de quienes gobiernan para que no falte en la sociedad.

"El hombre nace con dignidad y el trabajo nos permite descubrir aun más esa dignidad. Quiero invitar a las autoridades para que hoy con esfuerzo y organizados la sociedad pueda tener trabajo".

a2ba5553-8650-4208-9110-075ebcde46f3
"Se necesita un debate abierto para saber como se logra el bienestar y para hacer que el trabajo sea una realidad para todas las familias argentinas" concluyó Rossi, en lo que habría sido su último tedeum, ya que en abril del año próximo cumplirá 75 años y estaría dejando el máximo cargo en la Diócesis.

El acto central en la "Perla del Sur"

El 9 de Julio es una de las fiestas patrias más importantes de nuestro país donde se conmemora lo sucedido ese día de 1816, en la sesión del Congreso de Tucumán, cuando las Provincias Unidas del Río de la Plata proclamaron su Independencia política de la monarquía española y renunciaron a cualquier otra dominación extranjera.

En Concepción se realizó el acto en plaza Mitre con la presencia de autoridades municipales, escolares e instituciones intermedias. 

01422453-1a18-4c68-8565-178af6599afe
Palabras del Intendente Roberto Sanchez

La Declaración de Independencia de la Argentina fue una decisión que se tomó un 9 de julio de 1816, justo un día martes como lo es hoy.

El Congreso de Tucumán, declaró la ruptura de los vínculos de dependencia con la monarquía española.

La Asamblea sesionó en la Casa de Tucumán, ubicada en la ciudad de San Miguel de Tucumán, en la capital de nuestra provincia. Cuánto coraje tuvieron nuestros compatriotas al tomar esta decisión.

A más de 200 años nos parece que fue una decisión, lógica y sencilla. En la que solo debían reunirse y declarar la independencia de España.No fue nada fácil, debemos pensar que esa determinación podía tener muchas consecuencias inesperadas y negativas. Podría ser un salto al vacío.Pero la gran necesidad de la libertad, era mayor que cualquier miedo.

Era más importante obtener la libertad, que cualquier bienestar económico.Era para ellos más importante ser libres, que cualquier comodidad que podría darle la dominación española.

La libertad nos iba permitir crecer y forjar nuestro propio destino como nación.No era fácil, ni cómodo. Pero valió la pena. Costó mucho y se debió hacer un gran sacrificio. Gracias a ese esfuerzo y compromiso, es que logramos este gran país.

5c27288f-c28c-4f36-bec6-2de06ead0732
Orgullo para nosotros, y permítanme decirlo, envidia para el mundo, en ese momento.Tenemos mares, campos y montañas. Tenemos llanuras, selvas bosques y ríos. Tenemos todos los climas y las mejores reservas naturales. Pero lo mejor que tenemos es un pueblo que sabe sobreponerse a todas las dificultades.

Por todas estas bondades es que debíamos liberarnos de la dominación española. Ahora nosotros, soñamos con un país, pujante, potencia, donde cada uno pueda hacer lo que más feliz lo hace. Soñamos con esa Argentina grandiosa, en la industria y la agricultura.

Con una Argentina culta, educada, preparada para dar el salto de calidad en la ciencia y la tecnología. Una Argentina que sea visitada por el mundo y que cada uno de nosotros podamos recorrer.

Ese país existe y estamos muy cerca de lograrlo. Todo este esfuerzo que estamos realizando en estos últimos 
años no es, ni será en vano.Nada es gratis. Y todo lo que se conquista es con trabajo y sacrificio.Cuando las cosas cuestan las disfrutamos y valoramos más.

Hoy como en 1816, debemos elegir por la libertad. Debemos mirar hacia el futuro, tener coraje y seguir por el camino de la construcción de una nación libre y soberana.No podemos volver al pasado. Debemos aprender lo que nos enseñaron nuestros próceres de la independencia, valorar más la libertad, la república y la patria antes que cualquier otro bienestar pasajero.

Nosotros desde aquí, desde Tucumán, como un homenaje a nuestros compatriotas que no renunciaron a vivir en libertad, debemos comprometernos a luchar por el país que ellos 
soñaron. Este es el momento, no lo desaprovechemos, no dejemos que el pasado nos regrese al fracaso y a la frustración.

Sigamos construyendo el futuro para nosotros, para nuestros hijos y para todos los hombres y mujeres del mundo que quieren a nuestro país. No tengamos miedo, como no lo tuvieron nuestros próceres. 
Tomemos la decisión y vamos hacia el futuro.

Nosotros desde Concepción, ya lo estamos haciendo. Desde hace unos años, con mucho esfuerzo, trabajo y dedicación, estamos demostrando que si se puede.

En cada barrio, en cada plaza, con cada vecino, estamos trabajando para hacer una ciudad mejor.Cuesta y cuesta mucho, no es fácil, pero se puede. No nos desanimemos. Sigamos trabajando con el mismo 
entusiasmo. Siempre mirando para adelante. Siempre mirando el camino que viene. Nunca mirando para atrás o el camino que ya dejamos. Ustedes saben que podemos. Por eso los vuelvo a invitar una vez más que sigamos defendiendo la libertad y la república.

¡Sigamos ayudando a este país, para que vuelva a ser potencia, pongamos nuestro granito de arena, sigamos trabajando juntos por "Una nueva Concepcion de Ciudad!

QUE VIVA LA PATRIA. MUCHAS GRACIAS.

Boletín de noticias