El Ministerio Fiscal logró una condena de 11 años de cárcel para un hombre de Medinas que le disparó a su hijo

Judiciales 12 de agosto de 2021 Por Bajo la Lupa
El sujeto reconoció su culpabilidad en un juicio abreviado. Estaba acusado de atacar al menor de edad con una escopeta y de graves actos de violencia contra su madre.

Un hombre de Medinas, acusado de haber disparado contra su hijo y de graves hechos de violencia intrafamiliar, fue sentenciado a 11 años de prisión tras admitir su responsabilidad en un juicio abreviado impulsado por la Unidad de Investigación y Enjuiciamiento de Graves Delitos contra la integridad Física de Concepción, conducida por el fiscal Miguel Varela.

Luis Alberto Muñoz fue declarado autor penalmente responsable de los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real con homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa. El sujeto de 36 años había sido denunciado en septiembre del año pasado luego de protagonizar un violento episodio ocurrido en la casa familiar, en el cual atacó a su esposa y al hijo mayor de la pareja a quien le disparó con una escopeta.

Durante el desarrollo de la audiencia donde quedó formalizado el convenio, el auxiliar de fiscal Sebastián Mardiza detalló los elementos de prueba colectados durante la investigación, entre los cuales figuran los exámenes médicos y psicológicos; los informes psicosociales y técnicos periciales, así como también el crudo testimonio del menor obtenido en Cámara Gesell donde relata los hechos sucedidos.

Habiendo el acusado reconocido su autoría en los hechos intimados, el juez actuante consideró que estaban cumplidos los requisitos formales y declaró procedente la aplicación del juicio abreviado pactado entre las partes.

Intento de homicidio e historial de violencia 

La causa se originó tras un grave hecho ocurrido el 21 de septiembre de 2020 en el domicilio familiar. Ese día, alrededor de la 01:30 hora de la madrugada, el imputado regresó a su casa en estado de ebriedad y portando una escopeta calibre 12 que colocó sobre la mesa del comedor. En esas circunstancias comenzó a gritarle a su pareja. La amenazó de muerte y luego le dio una brutal golpiza. El hijo mayor de ambos, de 11 años, intentó defender a su madre tomando un cuchillo y poniéndose de frente al agresor que levantó la escopeta que estaba sobre la mesa y efectuó un disparo que impactó en el estómago del menor. Como consecuencia de las heridas, el niño tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Niños donde estuvo internado varios meses.

Según se pudo acreditar durante el proceso, la mujer y sus dos hijos estuvieron sometidos durante mucho tiempo a constantes actos de violencia perpetrados por el agresor en el seno familiar, que no habían sido denunciados anteriormente por temor.

Boletín de noticias