Los combustibles aumentarían entre 8 y 10 por ciento este fin de semana

Economía 05 de marzo de 2016
Sería entre este sábado y el lunes, dijeron voceros de los expendedores. El incremento había sido mencionado por el ministro de Energía Arangueren en enero pasado.
carga-combutible1

Los precios de los combustibles registrarán un aumento, muy probablemente a partir del lunes, en porcentajes que oscilarán entre el 8 y el 10 por ciento según las zonas del país, indicaron fuentes del sector. 

Aunque sin precisar números, el nuevo incremento fue preanunciado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en enero, cuando se produjo la última actualización de precios, del 6 por ciento promedio, para las naftas y los gasoil refinados y comercializados por YPF, Shell, Axion, Oil y Petrobrás. 
El nuevo incremento viene a compensar muy parcialmente a las empresas por la devaluación del peso registrada desde diciembre, habida cuenta que las refinadoras pagan el insumo petrolero en dólares.
Así las cosas, si se considerara un aumento promedio de 9 por ciento, el litro de la nafta súper oscilará entre 15,05 y 15,51 pesos, según la marca, y la nafta Premium se venderá entre 16,95 y 17,93 pesos. 
En cuanto a los gasoil, el nuevo precio oscilará, según la marca, entre 13,68 y 14,40 pesos para el común, y entre 15,67 y 16,74 para el especial. 
En forma simultánea se incrementará el precio del GNC en la misma proporción que la nafta súper. 
Acerca de estos aumentos, el ministro Aranguren recordó en enero que el Gobierno amplió la devolución de 5 puntos de IVA a las compras de combustible con tarjeta de débito, lo que redunda en una baja efectiva de 2 por ciento sobre el precio total. 
Según datos internacionales los precios de estos combustibles en la Argentina se ubican por arriba de los que rigen en Paraguay, pero por debajo de Brasil, Chile, Uruguay, y ahora también de Venezuela, a nivel regional. Una cuestión relevante para la comparación está dada por el componente impositivo que tiene el precio al consumidor de estos productos, que en el caso argentino ronda 45 por ciento, según el tipo de combustible. 
Por otra parte, el petróleo liviano producido en el país se comercializa a 67,5 dólares por barril y el pesado a 54,9 dólares por barril, aunque el precio en el mercado internacional ronda los 36 dólares. 
El ministro Aranguren justificó la medida, vigente desde el gobierno anterior, en la necesidad de buscar un "equilibrio" para que las provincias productoras de petróleo que perciben regalías no sufran un desfinanciamiento. 
El acuerdo periódico sobre precios diferenciados para el crudo obedece además a la necesidad de mantener niveles de inversión y producción de crudo y gas a nivel local y a la consecuente preservación de puestos de trabajo en el sector. 
El secretario de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Raúl Castellanos, atribuyó hoy por radio La Red la inminente nueva suba de precios en los productos del sector a la "devaluación" del peso, y estimó que los incrementos se aplicarán entre "el sabado y el lunes". 
El empresario confirmó que "hubo una baja en el consumo en los últimos meses, de entre un 3 y un 4 por ciento, y lo más probable es que sea producto del incremento de los precios porque, en el bolsillo de la gente, se siente".