Inauguran el primer parque diseñado íntegramente para personas con discapacidad

Tucuman 03 de mayo de 2019 Por
A partir de mañana los tucumanos podrán entrar al nuevo parque. El espacio fue proyectado para ofrecer completa accesibilidad.
805242_201905021901300000001

Los chicos ciegos y sordos tienen ahora un espacio recreativo en la ciudad. La primera manzana del parque El Provincial, que se inaugura esta noche y abrirá sus puertas a partir de mañana, cuenta con postes aromáticos, palitos sonoros, flores y vidrios solares, hamacas inclusivas, llamadores de ángeles, plantas aromáticas y paneles texturados. Con estos juegos inclusivos y sus rampas para sillas de ruedas, veredas texturadas y caminos a nivel, el nuevo espacio verde de la ciudad está pensado en función de la accesibilidad.

En los alrededores del nuevo parque se encuentran dos escuelas para chicos con discapacidad: la Luis Braille, para ciegos, y la Próspero García, para sordos. Emilia Acardi, de la Subsecretaría de Planificación Urbana de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, transmite las intenciones del equipo de arquitectos: “queremos que los chicos de esas escuelas usen esta manzana como si fuera su propio patio”.

 
Hasta 1978, año en que partió su último tren, El Provincial era una de las principales estaciones ferroviarias de la ciudad. Desde entonces, la zona recibió poca atención estatal y se convirtió en un terreno baldío. Ariel Castaño, trabajador de 45 años que participa en la obra, recuerda que hace seis meses el lugar era un basural, y se enorgullece por el resultado del proyecto. “Ahora espero que la gente lo cuide”, se esperanza.

El secretario de Gobierno de la capital, Walter Berarducci, se excusa por los años de abandono: “la Nación le había encargado a la Provincia hacer un museo ferroviario aquí en El Provincial, pero los Gobiernos provinciales nunca lo hicieron”. Según Berarducci, hace dos años la Agencia de Administración de Bienes del Estado le revocó ese comodato a la Provincia; después, a principios del año pasado, la Municipalidad lo pidió. “Nos lo dieron con el compromiso de hacer este parque. La idea era completar la obra en seis meses, pero las últimas lluvias la han demorado. Así que la vamos a inaugurar parcialmente”, explica.

La manzana este de El Provincial tiene un cercado perimetral con cinco entradas que permanecerán abiertas todos los días desde las 8 de la mañana hasta las 22. Además, el parque tendrá vigilancia nocturna para evitar el vandalismo y la inseguridad.

Esta es la primera experiencia de la capital con espacios verdes cerrados. El subsecretario de Planificación Urbana de la Municipalidad, Luis Lobo Chaklián, aclara que, a pesar de las cercas alrededor de cada manzana, la aproximación arquitectónica es la de un parque continuo. “Lo vemos como una totalidad y no como tres plazas separadas”, manifiesta.

Renzo Vitaliti, que está a cargo del área de paisajismo, ha tenido cuidado en conservar el arbolado preexistente. “Una de las cosas hermosas que tenía este entorno era el arbolado, que hemos respetado. Por eso las caminerías se hicieron en función de donde están los árboles, y no al revés”, informa.

Esta manzana cuenta con dos sistemas de caminerías. Las principales, que son rectas y tienen áreas de descanso, la vinculan con las dos manzanas inconclusas del parque. Las caminerías secundarias, en cambio, conectan las áreas de juegos y ondulan a través del césped y las flores.

Además, los arquitectos quisieron darle al parque una imagen de pradera. Acardi destaca que ese es el efecto que buscaron con la iluminación, basada en columnas ornamentales sobre el césped. También plantaron jazmines a la par de la cerca que da a la Escuela Braille. “Queremos que los chicos sientan el aroma cuando estén en el parque y en el jardín de su escuela”, cuenta Acardi.

La responsable directa de la construcción del parque es Mónica Ailán, subdirectora municipal de Planifación Urbana. Ángeles León, arquitecta de la cartera que conduce Ailán, considera que un concepto fundamental del proyecto tiene que ver con su ubicación. De acuerdo con ella, la conexión urbana entre el centro de la capital y la zona sur es una deuda del Estado con los vecinos. “Esto era una barrera, acá terminaba la ciudad. Era oscuro, vendían droga... era un lío. Por eso queremos que ahora sea el primer bastión hacia el sur. Otra idea que tenemos también es que se tome como un polo estudiantil y forme parte de un recorrido cultural”, expresa León.

Berarducci arguye que con este tipo de proyectos el intendente, Germán Alfaro, busca que los ciudadanos recuperen el espacio público. “La apuesta no está tanto en recuperar una plaza como en convocar al vecino, porque cuando el ciudadano ocupa el espacio público los vándalos se van. Creemos que es una manera de luchar contra la inseguridad”, argumenta.

Desde que comenzó a trabajar en el predio, el equipo de la Municipalidad se entusiasmó con la actitud de los vecinos, que han pintado los frentes de sus casas y han hecho comentarios positivos sobre la obra. Cristián Mai, de 41 años, que trabaja en un taller frente al parque, dice que está muy contento: “Me parece que va a atraer a la gente de toda la ciudad y eso va a ayudarnos a los comerciantes de la avenida Roca. Además está muy lindo, no sé si hay otro espacio como este en la ciudad”.

Boletín de noticias