El partido para Racing era una excusa

Deportes 08 de abril de 2019 Por
Apenas empató con Defensa y Justicia, pero igual desató su fiesta.
802886_201904072342250000001

Debido a un capricho del fixture de la Superliga, en la última fecha debieron enfrentarse los dos mejores equipos: Racing y Defensa y Justicia. Incluso, a medida de que se acercaba el cierre del torneo se había especulado con que acaso este partido terminaba siendo una final, de la cual saldría el campeón. Esa idea se disolvió en la jornada anterior, con la consagración de la “Academia”.

El encuentro, por supuesto, se disputó igualmente. Pero poco y nada importaba el resultado. El empate 1 a 1 entre ambos quedará para las estadísticas. El pueblo racinguista fue al “Cilindro” de Avellaneda como quien va a una fiesta: a la fiesta del campeón.

Al inicio del partido se vieron gestos de caballerosidad: los jugadores de Racing hicieron el tradicional “pasillo” a sus pares del “Halcón”, en reconocimiento por su fantástica campaña. Luego, el equipo de Defensa y Justicia hizo lo propio con el plantel del local. El momento más emotivo del primer tiempo se vivió cuando, a los 15’, los hinchas se levantaron de sus asientos y ovacionaron al símbolo y emblema de este equipo: el delantero Lisandro López

Apenas sonó el silbato de Nicolás Lamolina, un espectáculo de música -que incluyó el famoso We are the champions, de “Queen”, mientras los jugadores daban la vuelta olímpica-, luces y fuegos artificiales inundó el repleto estadio “Presidente Perón”. Por la pantalla se proyectaban los goles que había anotado Racing durante el torneo. En medio, la ceremonia de premiación al plantel -con anillos incluidos, al mejor estilo de la NBA o del fútbol americano-, ya vestido con el cotillón “blanquiceleste”.

Luego, el también tradicional baño de champaña y de la “nieve” en aerosol, que suele tirarse en días de carnaval -y la fiesta de Racing campeón lo era-. Luego llegó el homenaje a las viejas glorias de la “Academia”: Humberto Maschio, Juan Carlos Rulli y Juan Carlos “Chango” Cárdenas, Rubén Paz, Gustavo Costas, Claudio Úbeday Diego Milito -ídolo y actual manager del club-. Después, vistieron a EduardoCoudet con el “saco de los campeones”, mientras los hinchas pedían su continuidad. “Vamos a sentarnos muy tranquilos con Víctor (Blanco). (El hincha de Racing) es pasional; me gustan los clubes así. Me gustan la locura y los quilombos. Vamos por más”, dijo “Chacho”. La fiesta cerró con un recital en vivo de El Pepo, confeso fanático de la “Academia”.

Boletín de noticias