En qué consiste el "estado de alarma" que el presidente Interino Juan Guaidó presentó ante la Asamblea Nacional de Venezuela

Mundo 11 de marzo de 2019 Por
El presidente interino busca que las Fuerzas Armadas protejan las instalaciones de Corpoelec, que se frene la represión, que los diplomáticos busquen ayuda en el extranjero y que se aplique un un ahorro de combustible en el país que incluye el fin de los envíos de petróleo a Cuba, luego del masivo apagón que provocó casi 20 muertos y el caos generalizado.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, presentó este lunes los detalles del "estado de alarma nacional" que pidió ante la Asambela Nacional (AN), controlada por la oposición, y por el cual ordena a las Fuerzas Armadas proteger las instalaciones de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) y llama al cuerpo diplomática a buscar ayuda técnica en el extranjero en medio del masivo apagón que afecta al país.
El decreto N°2 firmado por Guaidó, y presentado por el presidente interino el domingo, toma como justificación la "grave situación que vive el país" como consecuencia del colapso del sistema eléctrico que ha dejado a la mayoría de la población sin suministro.

Cumpliendo con mis atribuciones constitucionales como Presidente (E), he enviado a la @AsambleaVE la solicitud para que se decrete estado de alarma en todo el territorio nacional debido a la tragedia que vive el país a causa del apagón nacional sostenido. #ANSesiónDeEmergencia

Además señala que esta situación  no es "producto de una circunstancia accidental", sino "consecuencia lógica de la ineptitud y corrupción" del gobierno del régimen chavista de Nicolás Maduro, que se aferra al poder.
 
Ante la pérdida de vidas y la catástrofe generadas por la situación, Guaidó busca entonces declarar un "estado de alarma" por 30 días, que puede prorrogarse otros 30 días adicionales.
 
Entre las medidas contempladas se ordena a la Fuerza Armada Nacional Boliviariana a desplegarse en protección de las instalaciones y funcionarios de Corpoelec, al tiempo que se ordena a los miembros de cuerpos de seguridad abstenerse de reprimir protestas legítimas por la situación.
También se instruye al cuerpo diplomático a establecer contactos con otros países para coordinar una cooperación técnica para superar la crisis, y se instruye a las autoridades administrativas a garantizar el máximo ahorro de combustible.
 
Para lograr este último punto, Guaidó ordena "la inmediata suspensión del suministro de crudo, combustible y sus derivados a Cuba", país con el que el chavismo mantiene una buena relación.
El decreto concluye ratificando que no se suspenderán las garantías constitucionales previstas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y se asegura que la medida será informada al Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.
 
Como en otras intervenciones del gobierno de Guaidó, proclamado presidente encargado de Venezuela el 23 de enero por la AN, en desafío al régimen chavista, el decreto cita los artículos 337, 338 y 339 de la Constitución, el artículo 14 del Estatuto que Rige la Transición a la Democracia para Restablecer la Vigencia de la Constitución de la República de Venezuela y los artículos 8 y 15 de la Ley Orgánica de los Estados de Excepción para fundamentar la legitimidad de sus disposiciones.
Guaidó y Maduro protagonizan desde enero una puja por el poder que ha acrecentado la crisis política en el país, ya aquejado por el autoritarismo del régimen chavista y la profunda crisis socioeconómica que atraviesa Venezuela.
 

(Twitter: @jguaido)
En su capítulo más reciente, numerosos intentos de llevar ayuda humanitaria a Venezuela desde Brasil y Colombia fueron reprimidos en febrero por las Fuerzas de Seguridad, leales a Maduro.
Durante su pronunciamiento del domingo, Guaidó también brindó un balance sobre el masivo apagón que afecta al país desde el pasado jueves: "Hay 17 muertos, 15 en Maturín. No se contabiliza la niña que fue llevada a la morgue en los brazos de la mamá, pesaba 10 kilos; una niña especial de 19 años".