Colombia eliminada al perder por penales contra Inglaterra en los octavos

Deportes 03 de julio de 2018 Por
Sin James Rodríguez, ausente por lesión, los dirigidos por José Pékerman soñaron con la clasificación cuando Yerry Mina logró un agónico empate en tiempo de descuento que forzó el tiempo suplementario.
_102368545_gettyimages-990966812

Colombia no pudo aprovechar ese impulso en la prórroga y en la tanda desde los once pasos fue eliminada por los fallos de Matheus Uribe, quien mandó el balón al travesaño, y Carlos Bacca, cuyo disparo paró el portero Jordan Pickford.

El portero colombiano David Ospina había logrado una gran parada al tiro de Jordan Henderson, pero no pudo evitar que Inglaterra consiguiera ganar su primera definición por penales en una Copa del Mundo.

Fue un partido peleado, con cada selección utilizando sus armas, que se fue calentando con el paso de los minutos

El árbitro estadounidense Mark Geiger terminó abrumado, con problemas para controlar las continuas infracciones e interrupciones del encuentro.

En una de ellas se produjo el penalti que cometió Carlos Sánchez sobre Harry Kane y terminó convirtiendo el capitán de Inglaterra.

Fue el sexto gol del "Huracán" del Tottenham que se consolidó como el máximo goleador del Mundial.

_102367780_gettyimages-990942194

A partir de ahí Inglaterra estuvo más cerca del segundo gol que Colombia del empate, pero sus ocasiones fueron desapareciendo, incapaces de encontrar fluidez a su fútbol.

De ellos se encargó Colombia, que recibió hasta seis cartulinas amarillas, pero logró ir teniendo más protagonismo sobre la cancha y con el paso de los minutos terminó acercándose más al área contraria.

La inclusión de Uribe, Bacca y Luis Muriel dieron más presencia en ataque y fue gracias al primero de ellos que nació el gol de Mina.

_102368546_gettyimages-990949894

Uribe probó desde fuera del área con un disparó que obligó a Pickford a volar para realizar una de las paradas del Mundial y del tiro de esquina siguiente llegó el gol del espigado defensa del Barcelona.

La euforia invadió la marea amarilla que pobló el estadio Spartak y durante la primera parte de la prórroga fue Colombia la que estuvo cerca del gol de la victoria.

Pero Inglaterra invirtió los roles en los últimos 15 minutos tratando de evitar llegar a una definición en la que nunca habían podido ganar en un Mundial tras perder en 1990, 1998 y 2006. Esta vez sí pudo.

_102368551_gettyimages-990966908

Ahora la selección de los tres leones alcanzan lo cuartos de final donde los espera Suecia, que eliminó a Suiza.