Sexta victoria al hilo de los Jaguares

Deportes 25 de mayo de 2018 Por
La franquicia argentina se impuso 29-13 a Sharks y dio un paso decisivo para entrar a los cuartos de final. El tucumano Ramiro Moyano, fue la figura del partido.
0000303942

Una asistencia récord se merecía una performance como la que ofreció Jaguares. En estado de gracia, el equipo argentino hizo frente a la dureza que propusoSharks y en gran forma sacó adelante un partido muy complicado para quedar a un paso de los playoffs y así llegar de la mejor forma a la ventana de junio.

Casi 20.000 espectadores poblaron las tribunas del Amalfitani, superando los 18.000 que habían concurrido en los primeros dos partidos en casa de la historia, a comienzos de 2016. Ramiro Moyano resultó la gran figura, con tres tries y una asistencia para el cuarto, y así Jaguares se impuso 29-13, consiguió punto bonus por segundo partido consecutivo y sacó un buen colchón de puntos en la lucha por ingresar en los cuartos de final.

Lo más auspicioso de este sexto triunfo consecutivo (octavo en 13 partidos) fue el impulso que reciben los Pumas de cara los próximos Test Matches. A partir de ahora, para los argentinos el Super Rugby entra en un parate y el plantel cambia de piel. En 15 días comienza la ventana de internacional de junio, donde los Pumas se medirán con Gales (9/6 en San Juan y 16/6 en Santa Fe) y Escocia (23/6 en Resistencia). Capitalizar este envión será la misión de Daniel Hourcade a partir de la próxima semana.

En la primera media hora el partido fue muy cerrado. Las defensas dominaron a los ataques y el de Jaguares lució algo nervioso, con más pérdidas de lo habitual. Sólo el pie de Sánchez con un penal alteró el marcador en ese lapso, mientras que los Sharks falló dos intentos. La letanía se cortó con una gran jugada de los argentinos, que incluyó varias fases en la mitad de la cancha. La paciencia dio sus frutos y Boffelli logró el primer quiebre defensivo, que derivó en try de Moyano.

 
Con el ímpetu de ese try no tardó en llegar la segunda conquista. Pelota recuperada por Orlando en defesa, kick al fondo, error de Nkosi, penal rápido que juega inteligentemente Sánchez para otro try del wing tucumano. Sobre el final del primer tiempo, Sharks descontó gracias una jugada de penal y line-out (17-7).

En el inicio del segundo tiempo, Sharks metió mucha presión en el ruck y así recuperó varias pelotas, y con dos penales del apertura se acercó a cuatro. El golpe despertó a Jaguares, que recuperó la iniciativa de inmediato. Primero fue Boffelli quien casi llega al in-goal en una gran acción personal y luego Petti tras un penal ganado en un scrum del rival, pero se volvieron sin puntos. Después fue Sharks el que merodeó el in-goal de Jaguares, aunque se equivocó.

 r1OWAlLyX_660x385__1

 Fue el momento de máxima tensión del partido. Por como estaba, parecía que el que hiciera el try ganaba. El desequilibrio se produjo a falta de 10 minutos. En otra pelota recuperada por la defensa en los 30 metros del propio campo, Moyano leyó bien la marca y se filtró pegado al ruck, corrió 70 metros, hizo la pausa, juntó dos marcas y le sirvió el try a Delguy. La sensación de partido definido se incrementó con la tarjeta roja a Ruan Botha por una embestida peligrosa con el hombro. Sobre el final, otra vez Moyano aterrizó en el in-goal para conseguir un bonus clave.

Jaguares quedó así a dos puntos de Lions, el líder de la conferencia sudafricana, y les sacó seis a Sharks y 10 a Bulls, que tiene un partido menos. En la tabla general escaló hasta la quinta ubicación, les sacó dos unidades a Chiefs y Highlanders, con la salvedad de que éstos tienen dos partidos menos. Tras la ventana de junio, Jaguares recibirá a Stormers (hoy el más débil de los sudafricanos) y cerrará la temporada con visitas a Bulls y Sharks. Los playoffs están a la alcance de la mano.

 
 Sharks era un rival directo. Llegó a Buenos Aires apenas un punto por detrás deJaguares y con el antecedente de haber ganado los cuatro enfrentamientos entre sí. Otro estigma más que se saca el equipo de Mario Ledesma.

Los sudafricanos vinieron a plantear una batalla durísima en las formaciones fijas y en el punto de contacto. Y si bien por momentos dominó esas facetas y tackleó a destajo, Jaguares tuvo el mérito, primero, de contrarrestar la potencia con más potencia todavía, y segundo de tener paciencia para encontrar sus oportunidades, que a la larga terminaron apareciendo.