Jornadas para reforzar la convivencia estudiantil

Tucuman 09 de mayo de 2018 Por
En el marco del Programa de Aprendizaje Social, en la escuela de Comercio de Alberdi se llevó adelante un encuentro de estudiantes del Circuito V denominado “Participación y Convivencia”.
convivencia1

La jornada sirvió para fortalecer el protagonismo de los jóvenes en el marco de la promoción de la convivencia, a fin de garantizar la inclusión educativa de los estudiantes de nivel secundaria.

La convivencia estuvo a cargo de la Dirección de Asistencia Técnico Pedagógica (DATP) en articulación con Dirección de Nivel Secundaria, Técnica y Privada, y Coordinación de Políticas Socio Educativas. Contó con la participación del director de la DATP, José Luis González; el director de Nivel Secundario, Luis Santillán; la supervisora de la zona, Claudia Oyola; la directora de la escuela sede, Claudia Díaz; y 150 estudiantes de Alberdi, La Cocha y Graneros acompañados por 27 docentes.

Durante la jornada, los jóvenes trataron el fortalecimiento de los Centros de Estudiantes como órganos genuinos de participación democrática en las instituciones escolares. Los chicos sostuvieron la convicción de que toda política pública educativa tiene que contar con la mirada y voz de los jóvenes.

Se organizaron talleres para reflexionar el lugar de los estudiantes en los órganos de participación institucional y brindar herramientas, para que los mismos Centros sean promotores de la convivencia y la construcción de vínculos saludables entre sus pares. Así también, hubo un espacio para los docentes, el cual se centró en el rol de adulto en el acompañamiento de estos espacios de participación, en pos de generar un clima de convivencia escolar.

En el encuentro los estudiantes también pudieron repensar situaciones de discriminación y de violencia que se dan entre sus compañeros. A partir de las reflexiones se replantearon lo que significa el respeto por uno mismo y el otro, la construcción de vínculos saludables y espacios cooperativos entre pares.

Es así que planificaron actividades para gestar desde el Centro de Estudiantes, como jornadas deportivas interescolares, talleres abordando diferentes problemáticas o tutorías estudiantiles con alumnos con riesgo pedagógico.

Finalmente, tanto los estudiantes como los docentes revalorizaron la posibilidad de participar de estos encuentros, a partir de los cuales se generaron aprendizajes significativos tanto a nivel personal como integrantes de los centros estudiantiles, aprendizajes que les permite asumirse como los protagonistas de los cambios necesarios para sus escuelas.