Empezó el juicio a Justo Ilarraz, el cura acusado de abuso y corrupción de menores

Nacionales 17 de abril de 2018 Por
Inició este lunes. Se convocó a 71 testigos de parte y las audiencias se extenderán hasta el 11 de mayo. Debido a las particularidades del caso, al delito que se juzga y al expreso pedido de la mayoría de las víctimas de preservar su intimidad, el debate será a puertas cerradas.
Da6oOe2XUAgnVcT

El Tribunal presidido por la doctora Alicia Vivian e integrado por los doctores Gustavo Pimentel y Carolina Castagno, comenzará a juzgar este lunes al sacerdote Justo José Ilarraz, en el marco de la causa caratulada "Ilarraz Justo José s/corrupción agravada por ser el encargado de la educación".

LA CAUSA

La causa está basada en siete denuncias por abuso y corrupción de menores, ocurridos entre 1985 y 1993, en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo. Allí Ilarraz tenía bajo su tutela a los jóvenes que cursaban el ciclo básico de una escuela secundaria orientada al sacerdocio. Sus víctimas escogidas fueron alumnos del interior de la provincia que vivían en el internado.

LAS AUDIENCIAS DE DEBATE

El debate, que se realizara a puertas cerradas, se inicio este lunes en el Salón Nº 1 del Edificio de Tribunales de Paraná y se prolongará hasta mayo.

Las audiencias de debate continuarán este martes 17, lunes 23, martes 24, miércoles 25 y jueves 26 de abril; jueves 3 de mayo; viernes 4, lunes 7, martes 8, miércoles 9. En tanto el jueves 10 y el viernes 11 de mayo, serán los alegatos de parte.

LAS PARTES

La acusación estará a cargo de los fiscales Álvaro Piérola y Juan Francisco Ramírez Montrull. Actuarán siete querellantes en representación de los denunciantes. Serán los doctores Lisandro Amavet, Marcos Rodríguez Allende, Walter Rolandelli, Milton Urrutia, María Alejandra Pérez y Victoria y Santiago Halle. El doctor Jorge Muñoz, por su parte, representará al defensa del cura.

LOS TESTIGOS 

Fueron citados a declarar 71 testigos, entre éstos cuatro obispos, 24 curas y cuatro ex sacerdotes. En la primera audiencia declararán tres de sus las siete víctimas que denunciaron al cura el martes en la segunda audiencia lo harán las otras cuatro.

Prestarán testimonio por escrito, amparados por sus fueros, Estanislao Karlic, Mario Maulión y Juan Alberto Puiggari. También declarará el obispo de Concepción, Tucumán, José María Rossi, último superior de Ilarraz.

A PUERTAS CERRADAS

La prensa no podrá ingresar al debate ya que el Superior Tribunal de Justicia aplicará los dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, mediante la acordada N° 29/08, atendiendo a las particularidades del caso, al delito que se juzga y al expreso pedido de la mayoría de las víctimas de preservar su intimidad.

Los tremendos testimonios de las víctimas de Ilarraz

Tras seis años de espera, se inició en esta jornada el juicio oral y a puertas cerradas contra el cura Justo José Ilarraz quien está procesado por Abusos sexuales y corrupción de menores. Tras una extensa primera declaración de una de las víctimas, se avanzó en la tarde con el segundo testimonio.
Al realizarse un cuarto intermedio, uno de los querellantes en la causa informó de la primera evaluación de desarrollo de la primer audiencia.

Una de las víctimas comenzó a gritar y a contar a las partes los padecimientos sufridos en su adolescencia cuando se encontraba internado en el Seminario de la capital entrerriana.

Fue tan expresiva la serie de gritos y exclamaciones del hombre, que algunos de los familiares que se encontraban en el pasillo se acercaron hasta la primera puerta de blindex para observar qué pasaba.

En este sentido, uno de los querellantes, Marcos Rodríguez Allende confirmó a DIARIO UNO que fue muy emotivo y duro escuchar el relato de la persona que durante tres horas dio su testimonio ante el tribunal y las partes. "La víctima pidió declarar sin la presencia de Ilarraz, y de allí que dio detalles y datos que fueron muy creíbles y consistentes".

Recordó que se está ante una causa extremadamente compleja y "que va a marcar un hito no sólo para la Iglesia Católica, sino para los delitos de corrupción que se están investigando".

"Desde 2012 que se inició la causa, hemos sostenido una suerte de encubrimiento por parte de Ilarraz. En 1995 la Iglesia ya tenía conocimiento, y se inició una suerte de proceso diocesano con un resultado en la cual se acreditaron los abusos en 1995 y los dejó en secreto, no informó a las familias y mucho menos al Poder Judicial", alertó el abogado que defiende los derechos de una de las víctimas.

De allí es que no descartó que se pueda insistir con el posible encubrimiento de las autoridades de la Iglesia de Paraná.

Rodríguez Allende aclaró sobre el testimonio de la primer víctima: "No solo que fue muy creíble y lleno de información, sino que a lo largo de las tres horas demostró puntillosamente qué fue lo que le pasó con Ilarraz".

"Estamos escuchando a personas que tienen consecuencias tremendas en su vida hasta el día de hoy, que se encuentran con tratamientos psicológicos y dan las pautas de lo que Ilarraz ha hecho, que son delitos aberrantes. Es muy doloroso para ellos contar todo nuevamente, pero es necesario que sea así para llegar al pedido de condena".

Finalmente el letrado, aseveró: "Con los testimonios que se estableció en las pericias sicológicas y siquiátricas, que no son mendaces, sumado a otras pruebas contundentes es que somos optimistas, pero además se suma hasta la confesión de Ilarraz que se la hizo al propio Cardenal Karlic, confesión que fue escrita y reconocida".

Te puede interesar