Higuaín y Dybala llevan a la Juventus a cuartos de final de la Champions League

Deportes 07 de marzo de 2018 Por
Los delanteros argentinos firmaron los goles de la agónica remontada de los de Allegri en Wembley, donde el Tottenham vio convertido su sueño en pesadilla.

La Juventus volverá a estar otro año en los cuartos de final de la Champions League tras tirar de experiencia en Wembley para dejar en la cuneta a un Tottenham todavía verde en estas lides. El equipo Pochettino se fue con 1-0 a favor al descanso gracias a un gol de Son pero Higuaín y Dybala dieron la vuelta al partido en tres minutos mágicos de la segunda mitad para hacer bueno el 2-2 de la ida y meter a su equipo entre los ocho mejores de Europa.

Al Tottenham le valía el 0-0 en incluso el empate a uno pero salió al césped de Wembley como si requiriese ganar por goleada. Buffon tuvo que despejar una buena ocasión de Son a los tres minutos de juego y Kane perdonó al cuarto de hora otra ocasión incluso más clara tras regatear al meta italiano y mandar el disparo al lateral de la red. Ese inicio fulgurante tuvo un polémico paréntesis después de que el árbitro principal (y más sorprendentemente aún el de área) obviaran un claro penalti de Vertonghen a Douglas Costa. Los futbolistas de la Juve estaban todavía protestando la jugada cuando Son volvió a probar a Buffon con un suave cabezazo.

El Tottenham volvió a la carga pasada la media hora en busca del tanto que dejara casi vista para sentencia la eliminatoria. Son perdonó un mano a mano ante Buffon pero en la siguiente jugada aprovechó un centro de Trippier para empujar el balón a las redes con su quinto gol en los últimos tres partidos. La Juve se fue a los vestuarios lamentando todavía aquel error del trencilla y sabedora de que los 45 minutos restantes pedían poco menos que una gesta para pasar a cuartos. La afición del Tottenham estaba entonces saboreando la gran obra de Pochettino cuando a la hora de partido Massimiliano Allegri se sacó un as de la manga para cambiar radicalmente el guión de la eliminatoria. Benatia y Matuidi dejaron su sitio a Lichtsteiner y Asamoah y la Juve pasó de un inofensivo 3-4-3 a un temible 4-2-3-1. El cambio tuvo un efecto inmediato. Higuaín, desaparecido hasta entonces, empató a los 64 minutos y sólo dos minutos y 49 segundos después regaló a Dybalaun balón preciso entre los centrales para que su compatriota hiciera el 1-2 ante Lloris.

Los 20 minutos finales prometían espectáculo y no defraudaron. El Tottenham se lanzó con Lamela y Llorente a por el empate pero entre el imperial Chiellini y la mala fortuna se lo evitaron. Son se topó primero con el central italiano y, ya en el descuento, el palo evitó que Kane mandara el partido a la prórroga con un gran cabezazo.