Tres de cada diez adolescentes tendrán miopía por usar mal celulares y tablets

Salud 19 de febrero de 2018 Por
Especialistas sostienen que hay cada vez más consultas de padres preocupados por la exposición de los adolescentes y niños a las pantallas.
0007678984.jpg_1734428432

El director del Instituto de la Visión de Buenos Aires, Omar López Mato, alertó "Antes, los niños estaban expuestos únicamente a la luz azul producida por el televisor, pero ahora están enfrentados a un mundo multipantalla. Los ojos tienen una exigencia para la que no están preparados, pues los usuarios alternan entre la computadora, el celular y la tablet”.

El especialista precisó que en el Instituto se reciben cada año más consultas de padres “preocupados” porque niños y adolescentes tienen molestias y problemas “directamente relacionados a la exposición a pantallas”.

"Los problemas de miopía (defecto refractivo que dificulta la visión de lejos) en niños son cada vez más graves en el mundo. Un estudio realizado en 2009 ya indicaba que la proporción de personas de entre 12 y 54 años que sufrían de miopía entre 1999 y 2004 (41,6%) era muy superior a las que había en 1971-1972 (25%)”, detalló.

Además el profesional aclaró que esas conclusiones se agravan en diversos países asiáticos, donde las tasas de miopía son muy preocupantes y que en países del extremo oriente, subió un 80% en menos de 20 años.

Mato recordó además que un estudio realizado en 2015 por la pediatra estadounidense Ruth Milanaik reveló que el 58% de los chicos menores de dos años “había utilizado un dispositivo móvil”.

Asimismo, el psicólogo y neurofisiólogo del comportamiento estadounidense Aric Sigman publicó en 2012 un trabajo que estimaba que los pequeños pasarían “360 días pegados a las pantallas antes de cumplir los siete años”.

Como ciertos mecanismos cerebrales de autocontrol en los niños aún no están maduros, son más vulnerables al desarrollo de adicciones: “En la Universidad de Córdoba se detectó que 1 de cada 4 usuarios de tecnología realiza un uso abusivo. Estamos criando individuos acostumbrados a la gratificación inmediata con sólo apretar un botón”.

Finalmente, alternar el uso de pantallas con ejercicios, juegos y deportes al aire libre “sirve para combatir la obesidad y el sedentarismo, que van de la mano con la evolución de la miopía”, sugirió.