Mundial Rusia 2018: La TV Pública pagará 8 millones de dólares para transmitir 32 partidos

Deportes 08 de enero Por
Le compró 32 encuentros, incluidos los de Argentina, a la empresa Torneos; abonará US$ 3 millones en efectivo y el resto provendrá de la publicidad; en el Estado estiman que no habrá pérdidas y que quizá se registre alguna ganancia

La Televisión Pública Argentina pagará US$ 8 millones para televisar 32 partidos del Mundial Rusia 2018 . En ese paquete de encuentros estarán incluidos todos los que dispute la Selección Argentina , además del cotejo inaugural, dos cuartos de final, las dos semifinales y la final. La señal oficial, que depende del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, le compró los derechos a Torneos. Entre la productora y el canal estatal definirán cómo se dividirán los partidos que quedan -los otros grupos, octavos de final y cuartos de final sin Argentina, por ejemplo-. En la inversión no están incluidos los gastos de producción, que en Brasil 2014 ascendieron a cerca de US$ 5 millones.

Según pudo reconstruir LA NACION, el Poder Ejecutivo firmó a comienzos de 2017 un contrato de sublicencia de derechos audiovisuales para el Mundial de Rusia con la empresa TyC International B.V., una compañía con sede en Holanda, que pertenece al holding de Torneos. En el acuerdo se establece que la TVP pagará US$ 3 millones en efectivo, y que los primeros US$ 5 millones que ingresen por la explotación publicitaria de las transmisiones quedarán para Torneos. En el caso de que los avisos no alcancen esa cifra, no habrá riesgo para la TVP: le pagará a Torneos el dinero que cobre hasta los US$ 5 millones.

De todos modos, la expectativa es generar entre US$ 10 y 12 millones, por lo que una vez alcanzados los 5 millones, los siguientes US$ 3 millones quedarán en la TVP. Y todo lo que supere los US$ 8 millones en ingresos publicitarios se repartirá en partes iguales entre la productora y el canal público. En las oficinas de la TVP estiman que el canal no perderá dinero. Y hasta podría hacer una pequeña diferencia económica a su favor.

"Este es el resultado de una negociación larga y dura, que por suerte fue exitosa en términos de la austeridad que nos impusimos. En términos económicos, nuestra expectativa es salir empatados o hasta ganar un poco", relató a LA NACION Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos. Con respecto a la televisación del Mundial en sí, el funcionario agregó: "Habrá un premundial, con contenido previo y emisiones desde Rusia. En febrero tenemos que decidir el plan de producción, que incluye la posibilidad de hacer todo nosotros, de compartir la producción o de tercerizarla". Según trascendió, el plan más ambicioso de la TVP implica un gasto de producción de entre US$ 1,2 millones y US$ 1,5 millones, menos de la tercera parte de lo que insumió en ese ítem la transmisión de los partidos del Mundial de Brasil, en 2014. Como no se definió el esquema de producción, todavía no están confirmados ni los conductores ni los periodistas que viajarán a Rusia para narrar los partidos. En cualquier caso, la palabra que sobrevuela los preparativos es "austeridad".

La última adquisición de derechos audiovisuales para los Mundiales terminó en la Justicia. El contrato de sublicencia entre TyC International B.V. (por entonces presidida por Alejandro Burzaco, hoy testigo protegido del Gobierno de Estados Unidos en el FIFAgate, y cuyo juicio podría realizarse en el segundo semestre de este año) y la Jefatura de Gabinete de Ministros, que encabezaba Juan Manuel Abal Medina, se firmó el 27 de diciembre de 2012. El Gobierno se comprometía a pagar US$ 18 millones por 32 partidos del Mundial de Brasil -incluyendo los de Argentina, el encuentro inaugural, las dos semifinales y la final-, sin contar los costos de producción. Si el seleccionado argentino no se clasificaba, el canon bajaba a US$ 14 millones. En comparación, los derechos audiovisuales de Rusia 2018 costarán un 55% menos que los de Brasil 2014. Los US$ 8 millones que, como máximo, pagará la TVP por los partidos de Rusia 2018 están más en línea con los US$ 6,1 millones que se abonaron por los derechos del Mundial de Sudáfrica, en 2010.

La Fiscalía 11, a cargo de Gerardo Pollicita, investiga la pata local del FIFAgate, en la que busca probar una presunta defraudación contra la administración pública. Según consta en los expedientes, Torneos aportó los contratos relacionados con el Mundial de Brasil 2014. El 15 de septiembre de 2006, TyC International B.V. compró los derechos audiovisuales para la Argentina en US$ 8 millones. La venta de la sublicencia por 32 partidos de ese mismo mundial al Gobierno argentino en diciembre de 2012 le significó a Torneos una ganancia instantánea del 125%.

Esa transacción integra una lista de adquisiciones de derechos audiovusales realizadas por el gobierno anterior e investigadas por la Justicia en la que se encuentran la Copa América de 2011 (organizada por la Argentina), el Superclásico de las Américas entre Argentina y Brasil en 2011, la Copa América 2015, el torneo Sudamericano Sub 20 el Mundial de esa misma categoría, ambos jugados en 2013.

La selección, acontecimiento de interés relevante

El precio que el Gobierno pagó por los partidos del seleccionado argentino en el Mundial de Rusia se conoce la misma semana en la que el Ministerio de Modernización actualizó el listado de "eventos deportivos de interés relevante". La nómina, que hasta 2016 incluía deportes como vóley, automovilismo, rugby o boxeo, ahora se limita a los partidos oficiales de la Selección Nacional.

Te puede interesar