“Si están haciendo bien las cosas, por qué no las muestran” señaló el concejal Calcagni, sobre los manejos del ejecutivo municipal.

Locales 05 de diciembre Por
Como había sucedido el jueves de la semana pasada, la ultima sesión ordinaria del año pasó nuevamente a un cuarto intermedio para el próximo miércoles a las 19:00 horas.

El 31 de Mayo debía enviarse el presupuesto para su aprobación, algo que no sucedió en el municipio de Concepción y esta situación abrió un nuevo frente de disputa entre los dos poderes del estado municipal.  Antes, el HCD debía haber enviar su propio presupuesto para ser agregado al del ejecutivo,  algo que no sucedió, aunque en este caso, el poder que dirige Sanchez podría haber consignado el monto del año anterior.

“Para poder analizar el presupuesto, como integrante de la comisión de hacienda, yo debo conocer todos los detalles de obras, montos, localización, financiamiento, de donde sale el dinero, cuantos empleados van a trabajar, un proyecto de obra, entre otras cuestiones” aseguró  Calcagni. “La falta de información hacen imposible que yo pueda emitir un dictamen favorable para su aprobación. El subcontador general, (Ricardo) Dall Cole a cargo de la Contaduría General  nos dejo más dudas que certezas. Muchas veces quedando en silencio ante nuestras preguntas” señaló el edil.

Recordando lo que indica la ley 5529, que establece que debe sancionarse anualmente el presupuesto de gastos y cálculos de recursos, examinar, aprobar y/o desechar las cuentas de inversión del presupuesto presentado por el DEM, entre otros puntos, Calcagni fue categórico. “Esto es  algo que no puedo hacer, si no tengo nada a la vista”.

“Debemos controlar los actos de gobierno, es la obligación principal, es un deber marcado por la ley, no es algo que podamos hacer la vista gorda como se dice, por lo menos yo no lo hare. El actual intendente en campaña decía que se venía el cambio, que nunca más iban a aceptar el  roban pero hacen y resulta que ahora debemos aceptar la violación de leyes pero hacen, no rinden cuenta al concejo pero hacen, no rinden cuenta al tribunal de cuenta de la provincia pero hacen, de endeudan gravemente pero hacen, no rinden cuenta a la SIGEN pero hacen”, se pregunto Calcagni.

“No puedo levantar la mano para aprobar algo que no conozco, quiero que se aclare esta situación, basta de pensar que tenemos que apañar, consentir, debemos asumir nuestra responsabilidad”.

El abogado, que en algún momento  lucho por ser el referente macrista local concluyó. “Que se busca, que no haya control, que sucede cuando pasa esto, lamentablemente hay descontrol y ya sabemos a lo que esto lleva. Puedo coincidir en muchas cosas con nuestro intendente pero este no es el cambio que nosotros pretendemos. Los vecinos no quieren esto, nos sugieren que aprobemos algo que está viciado de irregularidades”.

Al final de su exposición, Calcagni no olvido su procedencia política. “Por el hecho de ser un concejal oficialista debo aprobar todo, por formar un acople que luchó y ayudó para que el intendente sea lo que es hoy, voy a tener que aprobar a ciegas”, se preguntó el edil, concluyendo que “me debo a mis vecinos y a nadie más, mi función es controlar y no apañar ni ser cómplice de irregularidades. El que nada debe nada teme, si están haciendo bien las cosas, porque no las muestran. Por  eso voto,  por cumplir la ley y la transparencia, y por todo esto aconsejo en mi dictamen no aprobar el proyecto  de presupuesto enviado en violación a todas las normas vigentes” finalizó Calcagni.

Te puede interesar