En su décimo aniversario, la USP-T se planteó nuevos desafíos históricos

Sociedad 15/09/2017 Por
Ante el imponente paisaje pedemontano, la comunidad universitaria celebró sus diez años de vida y reflexionó sobre el porvenir de una institución entregada a fortalecer el desarrollo de la región.

La comunidad de la Universidad San Pablo-T celebró su décimo aniversario con un acto cargado de emoción en el que confluyeron autoridades, invitados especiales, miembros de la comunidad universitaria tucumana y profesionales egresados de esa casa de Estudios. La primera universidad privada laica del norte del país, que fue autorizada por decreto presidencial el 4 de julio de 2007 con apenas un puñado de aulas, festejó su cumpleaños en el campus de la localidad de San Pablo, una de las tres sedes que posee en la actualidad.

La familia de la USP-T comenzó la celebración reuniéndose en la escalinata del chalet del campus para compartir vivencias de los últimos diez años y posar para la foto que guardará para la historia los rostros de la primera década. Antes, habían descubierto una placa en homenaje a la institución. Luego, en grupo, recorrieron el campus que vio nacer a la institución y que hoy ofrece 17 carreras de grado, posgrado, tecnicaturas y títulos intermedios, además de nueve centros de investigación y hasta una reserva natural propia en Villa Nougués.

Más tarde, los invitados especiales se sumaron al acto central, en el que se repasó la historia de la institución y se plantearon los nuevos desafíos para el porvenir. Tras la entrega de distinciones y las palabras de las autoridades, el evento cerró con un concierto del grupo vocal femenino “Las musas, que interpretaron clásicos musicales y fue aplaudida de pie por la concurrencia. 

Durante el evento, se distinguió a tucumanos que se destacaron por su aporte a la comunidad. La periodista Silvia Rolandi y la actriz Rosita Ávila, ambas de extensa e impecable trayectoria, recibieron sus reconocimientos en primer término, seguidas por la tenista Mercedes Paz. Luego, el ingeniero agrónomo Jorge Scandalis recibió una distinción por su destacada labor científica en el desarrollo de la caña de azúcar. El perito agrónomo José Luis Fouguet y el doctor en medicina Alfredo Coviello también fueron distinguidos. En representación de los egresados, el licenciado en Gestión de Empresas Agroindustriales  Arnaldo Berneguer remarcó que la premisa es pensar globalmente y articular teoría y práctica. “La sabiduría es un viaje al infinito y las herramientas que tengo para ese viaje son las recibidas en esta casa, mi casa”, destacó.

El acto fue encabezado por la presidenta de la Fundación para el Desarrollo, Catalina Lonac; el rector de la USP-T, Horacio Deza, el vicerrector, Ramiro Albarracín y la secretaria Académica Adriana Pastoriza. Asistieron el cónsul argentino en California, Ricardo Arredondo; el Secretario General de la Gobernación, Pablo Yedlin; el Presidente del Ente Cultural de Tucumán, Mauricio Guzman; el vicerrector de la Universidad Nacional de Tucumán, José García; el Vocal de la Corte Suprema de Justicia Antonio Estofán, el Ministro de Desarrollo Productivo, Luis Fernández; el Ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, la Diputada Nacional Miriam Gallardo; el ex titular del Plan Belgrano, José Cano, los legisladores Enrique Orellana y Eudoro Aráoz, las legisladoras Stella Maris Córdoba y Silvia Rojkes, la concejal Sandra Manzone, el vocal del Tribunal de Cuentas, Sergio Díaz Ricci,  el presidente del Consejo de Rectores de Universidades Privadas, Héctor Sauret , el subdelegado comunal de San Pablo, Miguel Toledo; el presidente de la Federación Económica de Tucumán, Héctor Viñuales; el director del IDEP, Juan Rodríguez y en representación de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, Fray Horacio Ibáñez su rector, Francisco José López Cruz.

Al hacer uso de la palabra, Catalina Lonac reveló la idea que la impulsó a soñar, hace más de una década, con poner en pie una universidad distinta en la provincia. “Sarmiento dijo que todos los problemas son de educación;  por eso esta apuesta de toda mi familia en el proyecto”, remarcó. Pidió permiso, además, para hablar desde las emociones más que desde posturas académicas e institucionales. “Creo que esto es la felicidad”, reflexionó.

Presente y futuro

Lonac agradeció de manera especial la presidencia de las autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán y de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, haciendo extensivo su saludo a la Universidad Tecnológica de Tucumán. “¿Quién dijo que no podemos estar juntos, que somos distintos, que no podemos construir en unidad? Este es un ejemplo de que la Universidad es una sola y tiene que estar al servicio del crecimiento de los pueblos. Les quiero agradecer a la UNT y a la UNSTA, porque gracias a su grandeza nosotros tenemos hoy nuestros excelentes profesores. Hoy Tucumán tiene cuatro universidades espectaculares y, entre todas, podemos lograr un Tucumán grande”, subrayó.

A su turno, el rector de la Universidad, Horacio Deza, remarcó los logros de la institución en su primera década de vida, especialmente en el desarrollo de la medicina y las ciencias aplicadas a la mejora de la economía de la región. También remarcó la importancia de los nueve centros de investigación, especialmente los de tecnología disruptiva y el de biotecnología aplicada. Celebró, finalmente, la adquisición de 3.400 hectáreas desde el pedemonte hasta Villa Nougués para generar la reserva natural que, además, cuenta con permanente apoyo científico para el estudio y cuidado de las especies que allí habitan.

“¿Estamos conformes con todo lo hecho?”, se preguntó Deza casi al finalizar. “Personalmente, por supuesto que no. Creo que podemos mejorar y eficientizar nuestro trabajo significativamente para ser mejores en todos los aspectos de la actividad académica. Para eso, debemos conformar un cuerpo sólidamente cohesionado que represente a nuestra comunidad universitaria”, estimó Deza.

Lonac finalmente consideró que, si bien la Universidad nació como una idea de la Fundación para el Desarrollo, ahora es de todos los tucumanos. “Yo no sé quién estará al frente dentro de cincuenta años, pero lo que sí sé es que esto ya es imparable. Esta universidad es de todos”, remarcó, e invitó a la comunidad a conocerla en profundidad.

Te puede interesar