Una escuela se derrumba y 60 alumnos corren riesgo de vida en Alto El Puesto de Tucumán

Tucuman 09 de septiembre Por
Se trata del establecimiento educativo 295 que se encuentra en Graneros. Hay socavones de más de 10 metros de profundidad en el fondo del edificio. Desde las inundaciones de marzo nunca fue reparado.

El 27 de marzo de este año una tormenta provocó desastres en el sur de la provincia y Graneros fue una de las localidades más afectadas. Ese día, el agua destruyó el jardín de infantes, el comedor y el patio de la Escuela 295 de Alto El Puesto, ubicada a unos 100 km al sur de la capital de Tucumán. Además, de allí habían salido los cuatro docentes que se salvaron de milagro después de que la camioneta 4x4 en la que regresaban se diera vuelta en el camino arrastrada por la correntada.

El hecho conmocionó a todo el país. Lo lamentable es que pasaron casi seis meses de ese desastre y la escuela se encuentra habilitada pese a que sigue derrumbándose, poniendo en peligro la vida de los 60 chicos, entre niños y adolescentes, que asisten diariamente a clases. El socavón –de unos 12 metros de profundidad- que rodea al establecimiento avanza y el comedor está como el día que se inundó. Los padres, indignados, denuncian que no se hizo nada.

El 8 de agosto pasado el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, visitó la Escuela 295 y prometió que se construirá un nuevo edificio educativo para trasladarla a una zona segura, en un terreno que será donado por la municipalidad de Graneros. Sin embargo, hasta que se cumpla esa promesa falta aún mucho tiempo y el riesgo de vida de los alumnos es de todos los días. Una vez licitada la obra, se estima que demandará siete meses construir la nueva escuela.

Te puede interesar