DETENIDOS EN CONCEPCIÓN: Dos jóvenes integrarían una banda que estafo a Movistar por cifras millonarias

Policiales 06/09/2017 Por
La división Delitos Tecnológicos de la PFA y la Dirección de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos de Concepción detuvieron por orden de un juez porteño, a dos jóvenes del barrio Los Vega, acusados de participar de una megaestafa a la empresa de telefonía celular que transcurrió durante los últimos siete años

La División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal detuvo en la ciudad de Concepción a dos hombres, acusados de formar parte de una banda que estafo a una empresa de telefonía celular.

Los arrestos fueron hechos por orden del juez de instrucción porteño Manuel de Campos, luego de una investigación que incluyó meses de intervenciones telefónicas y análisis de información online.

El juzgado de Instrucción Penal Iª Nominacion del Centro Judicial Concepción a cargo del Dr. Raul Fermoselle, ordeno allanamientos en dos domicilios, ubicado al este de esta ciudad. En uno de ellos se procedió al secuestro de distintos elementos, esta medida, estuvo ejecutada por personal de la Direccion de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos Concepcion, a cargo del Comisario Jose Eduardo Diaz y el Of. Ppal. Cristian Juan Dadin, Director y Sub Director respectivamente.

El juezporteño, los acusa de ser los supuestos cabecillas de una megaestafa a la empresa Movistar que comenzó en 2010 y duró 7 años con un daño estimado por fuentes policiales en 50 millones de pesos.

El método: un hackeo a la red intranet de la empresa. ¿El botín? Smartphones de alta gama que eran enviados por encomienda y vendidos por internet, precisamente, en la provincia de Tucumán.

Para robar los teléfonos, los acusados habrían utilizado empleados falsos que aparentaban ser vendedores de Movistar. Sus nombres eran introducidos en la base de datos de la empresa a través de una técnica llamada SQL injection, que permite introducir códigos informáticos al aprovechar una vulnerabilidad del sistema.

Así, recibían el alta como personal de la compañía y la correspondiente autorización para retirar aparatos, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires. Los aparatos luego eran enviados por estos empleados truchos por encomienda hasta Tucumán, donde eran vendidos principalmente a través de plataformas online por al menos uno de los detenidos junto a su novia.

La ironía detrás de todo esto es que estos supuestos agentes de ventas no sabían que eran parte de la estafa. Eran captados, asegura a Infobae una voz cercana al expediente, en sitios web de bolsas de búsqueda de trabajo y hasta recibían un entrenamiento de forma virtual.

Los supuestos vendedores fueron quienes se llevaron la mayor parte del daño: las líneas de los celulares sustraídos estaban a sus nombres, generando fuertes deudas.

Varios de ellos declararon en la causa; las escuchas telefónicas, el rastreo de IPs y el entrecruzamiento de números hicieron el resto para enviar a Delitos Tecnológicos a hacer tareas de campo en Tucumán y dar con R.A.R. de 25 años de edad, oriundo del barrio Los Vega y G.A.G. de 29, seria de la ciudad de Tartagal, Salta y estaba radicado en Concepción..

Movistar, por su parte, entregó datos de antenas telefónicas así como los nombres de los titulares de los teléfonos y los números IMEI de los aparatos.

Las casas de los detenidos, que fueron allanadas, están ubicadas en el barrio Los Vega, ubicado sobre la ruta provincial 329 de esta ciudad. Ademas, varios domicilios de sus familias también fueron registrados en Tartagal, provincia de Salta y San Salvador de Jujuy. Se encontraron más de 15 celulares, incluidos varios Samsung Galaxy S8, con un valor de mercado de entre 15 mil y 19 mil pesos cada uno. Los números de IMEI de la mayoría de los teléfonos coincidían: estaban en la lista de aparatos obtenidos ilegalmente.

Para los investigadores, queda todavía un cabo suelto: se sospecha que R.A.R y G.A.G. habrían vendido los aparatos no solo en el noroeste argentino, sino también en Bolivia.

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie
Así se hackeó la red interna de Movistar para robar 50 millones de pesos en smartphones
La imagen puede contener: tabla
Uno de los detenidos es de Concepción, el otro es oriundo de la ciudad de Tartagal.
La imagen puede contener: personas sentadas y tabla
Parte de los elementos secuestrados.
No hay texto alternativo automático disponible.

Te puede interesar