Se entregó uno de los hombres que golpeó a la chica en Laferrere

Policiales 23/03/2016
Un mecánico se entregó y quedó detenido por su presunta participación en el homicidio de Maricela Pozzo, la chica de 27 años que murió luego de haber sido golpeada brutalmente en plena calle por al menos tres vecinos.

Fuentes policiales y judiciales confirmaron hoy a Télam que con la detención del mecánico, que se suma a la de un remisero que ya había sido arrestado ayer a la tarde, sólo permanece prófugo un kiosquero de 52 años que quedó grabado por el celular de otro vecino mientras golpeaba repetidamente a Maricela con una vara en la cabeza y en otras partes del cuerpo.

La nueva detención se concretó anoche en el cruce de Marconi y Ruta Provincial 21, de esa ciudad del partido de La Matanza, donde el acusado, de nombre Sergio y de 29 años, había acordado entregarse ante la policía local.

Según los voceros consultados, el hombre había escapado de las autoridades luego de la difusión del video, en el que se podía ver cómo tomaba de los cabellos a la víctima y la sostenía en el suelo mientras el kiosquero la golpeaba.

Finalmente y a través de su madre, Sergio negoció con un jefe policial de Laferrere y se entregó anoche.

Fuentes de la investigación señalaron que el fiscal de homicidios de La Matanza que interviene en la causa, José Luis Maroto, solicitará hoy al juez de Garantías la conversión de las aprehensiones del remisero y el mecánico en detenciones formales, por el delito de "homicidio".

Maricela fue encontrada tirada en la vía pública y con golpes y heridas cortantes en distintas partes del cuerpo por personal del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de La Matanza alrededor de las 20 del jueves último, en el barrio Luján de Gregorio de Laferrere,

Ante esa situación, la mujer fue trasladada por una ambulancia hasta el hospital de la vecina localidad de González Catán, donde permaneció internada en estado grave hasta el domingo, cuando finalmente murió, dijeron los informantes.

De acuerdo con la autopsia realizada más adelante, si bien ninguna de las heridas sufridas tenía entidad suficiente para provocarle la muerte por sí sola, los peritos forenses determinaron que padeció una "falla multiorgánica por politraumatismos", es decir que la sumatoria de las lesiones derivó en su colapso.

En la necropsia también se detectó que Maricela había consumido altas dosis de cocaína y psicotrópicos, por lo que el fiscal Maroto ordenó la realización de estudios complementarios que permitan establecer si pudo haber sufrido una sobredosis.

Con respecto a los responsables, los voceros señalaron que al entrevistarse con los vecinos del barrio, la Policía determinó que las heridas de Maricela habían sido provocadas alrededor de las 18 de aquel mismo jueves, en la esquina de Víctor Hugo y Comodoro Py.

Allí, siempre de acuerdo con el relato de varios vecinos en sede policial, Maricela se encontraba "fuera de sí", a los gritos y en un aparente estado de excitación por consumo de drogas, en el marco del cual comenzó a agredir a los transeúntes, entre ellos, una niña de 10 años.

Estos testigos también señalaron que la mujer se hizo cortes en sus brazos y piernas al intentar trepar la reja de una vivienda y al romper el vidrio de un kiosco, hasta que el dueño del comercio y un vecino que vive enfrente la abordaron.

Estas dos personas declararon como testigos ante la Policía y dijeron que habían intercedido "para separarla" de otra mujer a la que atacaba y "para calmarla", aunque el video filmado por otro vecino mostró que ambos la golpearon brutalmente.

Además, vecinos del barrio declararon que un tercer hombre, que la Justicia identificó como el remisero apresado ayer, "la agarró de los pelos, la zamarreó" y luego la llevó "arrastrando hasta unos bancos de material" con la intención de continuar golpeándola, aunque algunos chicos de la zona le gritaron para que se detuviera y finalmente la tiró al costado de las vías del tren, donde más tarde fue hallada.

Te puede interesar