Un año después, seis puentes colapsados ya fueron reparados

Política 22 de marzo de 2016
Hace un año las inclemencias del tiempo provocaron la rotura de diez puentes en la provincia. Algunos se desplomaron en su totalidad, mientras que otros sufrieron rupturas parciales, pero que igualmente los dejaron inoperables.
Collage-Puentes

Hoy, más allá de las dificultades climáticas, seis de los diez están restaurados y totalmente operativos, mientras que tres se encuentran en obra, según informó el titular de la Dirección Provincial de Vialidad, Ricardo Abad.

El caso más emblemático fue el del puente sobre el río Lules, ubicado sobre la ruta provincial 301, que une la capital provincial con distintas localidades del sur. La estructura colapsó en la madrugada del 11 de marzo debido a la gran cantidad de agua y material sedimentario que chocó contra los estribos, lo que hizo que cediera el terraplén que une el puente con la superficie.

El trabajo sobre río Lules

“Entre los trabajos para recuperar la estructura se destacaron 1.500 metros de gaviones y 800 metros cuadrados de colchonetas. Además, éstos se extendieron a la parte superior del viaducto donde se repararon las barandas de hormigón, las lozetas de las veredas, se hizo fresado del pavimento existente y se reconstruyeron las juntas de dilatación”, explicó Abad.

El paso sobre el puente fue restituido el 27 de agosto del año pasado. Provisoriamente se había realizado un paso alternativo sobre el lecho del río.

La obra, que fue contratada por el municipio de Lules, demandó más de $10 millones, y estuvo a cargo de la Empresa Constructora Argentina de Servicios (ECAS) SA.

En aquel entonces, el río Lules también se había llevado el puente ferroviario. Recientemente, los restos de la estructura fueron retirados por la Dirección Provincial del Agua, para evitar que se generen mayores inconvenientes.

Además de la reparación sobre el kilómetro 19 de la ruta 301, la DPV informó que trabajó en otros cinco puentes, que al día de la fecha ya se encuentran operativos.

-Puente sobre arroyo Totorillas en ruta 307. Se invirtieron cerca de $1.2 millones. El plazo de obra fue de cuatro meses. La obra fue licitada y realizada por le empresa Inca SRL.

-Puente sobre río Zerda en ruta 324. La inversión fue de más de $6 millones con un plazo de entrega de seis meses. (Mark Contrucción SRL)

-Puente sobre río Mandolo en ruta 324. Con un costo de $5 millones y un plazo de obra de seis meses. (Alfa Empresa Constructora SRL)

-Puente sobre río Los Sosa en ruta 324. La obra demandó cerca de $3.5 millones y demoró seis meses. (Hugo Cerviño Construcciones)

-Puente sobre río La Calera en ruta 321. Se realizaron trabajos sobre el terraplén. Obra que fue encarada por la DPV.

Tres puentes totalmente nuevos

Mientras tanto, todavía quedan tres puentes que deben ser construidos desde cero debido a que colapsaron totalmente. “Es el caso del que se encuentra en la ruta provincial 305 sobre el río Salas, en el tramo entre El Sunchal y Villa Padre Monti, donde ya se realizó la remoción de escombros. El plazo de la obra es de 12 meses y demandará una inversión de más de $23 millones”, especificó Abad

Idéntica situación es la de los dos puentes colapsados sobre la ruta provincial 340 en el tramo San Javier- Las Tipas,  sobre el río San Javier. El primero de ellos demandará una erogación de $7 millones y medio y se espera que esté terminado en cuatro meses. En el segundo, la obra demandará algo más de $9 millones, con un plazo de obra de seis meses.

“Las obras en estos tres puentes no avanzaron en esta época debido a que las lluvias imposibilitan los trabajos más complicados. Lo que sí se pudo realizar en estos casos es la remoción total de los escombros para poder dar comienzo una vez que pase la temporada de lluvias”, aclaró el titular de la DPV.

Abad además aclaró que “a todos estos trabajos hay que agregarle el colapso del puente sobre río Seco, que se produjo hace dos semanas, en el que ya se está elaborando el proyecto pertinente”, agregó.

Por último aún hay dos puentes que todavía no fueron proyectados. Uno es el que se encontraba sobre el río Jaya, en el acceso al Parque Nacional Los Alisos, y otro en la ruta 309, sobre el río Acequiones, aunque este último ya estaba dañado desde antes de las tormentas del año pasado.

Te puede interesar