Diputados votó con amplio consenso el proyecto para cancelar deuda con los buitres

Política 16 de marzo de 2016
La Cámara baja aprobó con un amplio consenso que enhebró el oficialismo con bloques opositores, el proyecto que permite al gobierno cancelar las deudas con los fondos buitre cuando se levanten todas las cautelares contra la Argentina, como también autoriza un endeudamiento de hasta 12.500 millones de dólares, y giró la iniciativa al Senado para su tratamiento.

En una maratónica sesión que se extendió por 20 horas y la primera de la gestión del presidente Mauricio Macri, el oficialismo logró sancionar esta ley con 165 votos, un avance clave para que la Argentina pueda salir del default y reanudar los pagos a los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010, y salir del peligro que implica la aceleración de la deuda.

Cambiemos no sólo consiguió el respaldo del Interbloque del Frente Renovador (que integran legisladores que responden a los mandatarios de Córdoba, Neuquén y Chubut), sino también del bloque justicialista, socialistas, el Frente Cívico de Santiago del Estero, los ex massistas y seis legisladores del Frente para la Victoria.

La oposición al proyecto de normalización de la deuda reunió 86 votos, de los cuales 78 fueron aportados por el Frente para la Victoria, cuatro por la izquierda, tres por Libres del Sur y una de Proyectos Sur.

Así el gobierno de Macri dio el primer paso para aprobar este proyecto que contempla la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y autoriza al gobierno a endeudarse para pagar a los fondos buitre, y ahora deberá pasar el difícil filtro del Senado que está controlado por el Frente para la Victoria.

Para llegar a este amplio consenso, el oficialismo debió acordar hasta esta mañana modificaciones a 11 de los 19 artículos, que incluyó desde reaseguros para que sólo se pueda pagar cuando se hayan levantado todas las cautelares contra Argentina y los tenedores hayan renunciado a futuros litigios.

El presidente del Interbloque, Mario Negri, reivindicó el consenso logrado entre el oficialismo y la oposición y aseveró que "no se pagará un solo mango hasta que no se consolide todos los levantamientos de las cautelares contra la Argentina", que impiden pagar a los bonistas de los canjes 2005 y 2010.

De acuerdo con las reformas introducidas al proyecto anunciadas por el presidente de la comisión de Presupuesto, el macrista Luciano Laspina, también se puso un límite al endeudamiento de 12.500 millones de dólares, y se creó la comisión bicameral de seguimiento de la deuda externa como propuso la diputada del GEN Margarita Stolbizer.

Las principales reformas fueron introducidas en el articulo dos donde se establece que sólo se podrán emitir los títulos para obtener el efectivo para pagar a los buitres cuando se haya consolidado el levantamiento de las medidas cautelares, y haya sentencia firme de la justicia de Estados Unidos.

Otra de las reformas introducidas en la discusión en particular, es que haya una renuncia de los bonistas a futuros litigios en todos los acuerdos que celebre el gobierno con los fondos buitre.

También se contempló la obligación de que los nuevos bonos sean emitidos con las cláusulas de acción colectiva, para cubrir al país de nuevas demandas.

Estas reformas se sumaron a otras que ya se habían incorporado en el dictamen de mayoría cuando se discutió en comisión, como el límite del 0,20 por ciento a las comisiones que podrán cobrar los bancos que participen de la operación.

En el último tramo de la extensa sesión, Negri aseguró que con el proyecto para pagarle a los fondos buitre el gobierno viene a "resolver un problema en un momento de debilidad, porque la Argentina está sitiada judicialmente", y cuestionó en duros términos al kirchnerismo.

En ese sentido, el diputado radical cuestionó a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, y afirmó que "no fueron el 'Che' Guevara, más bien fueron Isidoro Cañones, gastándose la plata del Estado".

Desde el Frente para la Victoria, el presidente del bloque, Héctor Recalde, tras hacer una historia de la deuda dijo que este acuerdo "no es una buena señal ante los foros internacionales, porque da muestras de un país inestable e impredecible".

En tanto, el diputado Máximo Kirchner pidió hoy al Poder Ejecutivo que "vaya y negocie mejor" el tema del pago de la deuda con los fondos buitre y que "no cedan tan fácil a la extorsión", en el marco de un discurso de tono conciliador en el que admitió que sabe "lo difícil que es gobernar".

Desde el Frente Renovador, Graciela Camaño aseguró que "lo que se está haciendo con votar la ley de pago de la deuda es salir del Veraz", aunque advirtió que "hay otras urgencias" y que "con este acuerdo no vamos a bajar la inflación, nunca va a haber crédito con esta situación".

"No nos compramos el discurso de 'Patria o buitres', pero tampoco nos compramos el discurso de 'esto o el abismo' que dicen desde Cambiemos", expresó la diputada massista.

En tanto el presidente del bloque Justicialista de la Cámara de Diputados, Oscar Romero, criticó hoy a sus ex compañeros del Frente para la Victoria-PJ al señalar que en los últimos días "han hablado de miedo, de extorsión, de la Banelco", en relación con integrantes de su bancada.

"Da vergüenza que haya integrantes o dirigentes que publiquen la foto de la casa de un diputado, que publiquen el teléfono de todos los integrantes del bloque o la foto del jardín donde van las hijas de un diputado", dijo el ex legislador kirchnerista en relación con sus ahora ex compañeros de bloque.

Boletín de noticias